1er Festival Hipérbatón

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 17 de marzo de 2018. Muy cerca del metro San Pedro de los Pinos, se organizó en las instalaciones del Barbas Bar el 1er Festival Hipérbaton organizado por el colectivo Poco Silencio, un grupo de músicos entusiastas que consiguen espacios para tocar, llevan su propio black line y juntan el dinero del cover para repartirlo entre los participantes.

La escena es completamente nueva y muchos de los participantes son muy jóvenes, pero con mucho entusiasmo cantando sus rolas y expresando su propia realidad. El objetivo del colectivo es apoyar y difundir el trabajo de cantautores, grupos, bandas y músicos emergentes e independientes.

El talento de esta noche estuvo conformada por Enrique Cervera que tocó una onda de trova/rock con guitarra (quién sabe que será eso). Según su ficha técnica “es un cantautor de la CDMX cuyo estilo eclético se basa en la exploración de ritmos logrando una mezcla única. Sumándose a esto las letras poéticas, los pasajes históricos, las refencias prehispánicas, además de historias de la realidad actual”.

La parte femenina estaría presente con el dúo Zon Doz, conformado por Crissa Arreola y Charo Salamanca, esta última, compositora de casi todas las canciones. Ambas en la voz, guitarra y teclado que se van alternando en cada rola. Zon Doz “es un dueto de amigas cantautoras cuyo estilo es la balada rock. Su música deriva de una constante introspección y para ello se valen de elementos musicales muy básicos. El sonido del nombre Zon Doz alude a ‘Dosis de Sol’ y ‘Al mismo tiempo’ por sus vocablos en inglés y alemán respectivamente”. Interesante el proyecto.

Otro de los proyecto fue La Contra del Género. Ellos nos cuentan: “El nombre de ‘La Contra’ es por la contracultura de todo género. La banda surge cuando vocalista y bajista deciden escribir canciones juntos. Tiempo después se integran guitarrista y baterista, a partir de ahí deciden crear más canciones y llevarlas al estudio para grabarlas y difundirlas. La motivación de escribir canciones surge de decir lo que otros quisieran hablar”.

Una linda sorpresa fue encontrarme a la italiana Romina Guardino que entrevisté hace cerca de cuatro años. Hoy tiene un sonido más pop pero con mucho encanto. Su voz luce muy bien y se hace acompañar de una percusionista en el cajón peruano; su guitarrista es muy joven y hace sonar muy bien su instrumento, con acordes dulces y bien ejecutados. Romina se define así: “es una cantante y compositora italo.mexicana que crea un folk pop de atmósfera lounge inspirado en la naturaleza, las ganas de vivir y su manera de reaccionar al dolor. El amor y la aventura motivaron a Romina a dejar su natal Sicilia para vivir en la cosmopolita Ciudad de México, donde, desde el 2008, forma parte de las escena musical independiente”.

El dueto de Toni Córdoba se dejó sentir con canciones originales y algunos cover de pop más o menos comercial. Las voces son buenas y hacen una divertida presentación.

Luego seguirían el dueto Lore Holly & Lobo Estepario, dos compositores que alternan sus rolas. Lore tiene canciones más en la onda del jazz, soul, trip hop, blues y pop, con letras introspectivas que hablan la esquizofrenia, migración y deseo erórico. Por su parte, Lobo Estepario canta algo que él llama pop azotado, oscuro e incómodo, con letras de desesperanza, muerte, desamor azotado y crónica urbana con géneros musicales como el blues y swing, rock pop.

Casi para terminar, vendría Fotofilia en formato acústico. Este proyecto se define como una “fascinación por las luces. Ccreada en Naucalpan en 2016. Considera que su música esta apegada al género Rock Alternativo. Es una banda sincera, honesta y que de lo mejor en cada uno de sus eventos, su único objetivo es llegar a cuativar los corazones con su música”.

Por último vendría el proyecto de Javier Reyes, integrante y organizador del Colectivo Poco Silencio, además de cantautor y cuentista. Su proyecto lo llama Cuentosionista e “intenta contar pequeñas historia y situaciones subjetivas, valiéndose de metáforas y paisajes poéticos que lleven al público a escenarios inexistentes. Su estilo musical tiene un toque sobrio y experimental. Fiel a la creencia de que ‘menos es más’, buscar generar piezas completas con pocos recursos musicales. Todo esto junto a las letras da como resultado ‘música para imaginar’”.

El 1er Festival Hipérbaton es un esfuerzo por llevar nueva música, mostrar nuevos proyectos musicales que deambulan por la Ciudad de México. Y aunque el orden nunca fue como la retórica hipérbatona, este día fue más que interesante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: