Alternancia: un encuentro musical híbrido

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 16 de agosto de 2014. Desde que iniciamos el programa de Música Híbrida a mediados de enero de 2013 y después abrir MH Radio, ambas por internet, siempre fue importante no encajonarnos en un solo género musical. De ahí el nombre.

Ha pasado el tiempo y nos hemos dado cuenta que efectivamente, seguimos en el mismo camino de descubrimiento de grupos emergentes nuevos y algunos no tanto, pero que continúan en la lucha de darse a conocer con o sin disco y sobre todo, darnos cuanta de la inmensa cantidad de géneros musicales habidos y por haber.

Para nosotros es muy grato encontrar escenas que se formulen esta apreciación como lo fue Alternancia: bazar cultural que este sábado reunió a cuatro proyectos emergentes tan buenos como interesantes, tan diferentes entre sí que para nosotros habla bien de estos encuentros, donde la música experimental con el grupo Telequinesis; el trip-hop y tintes de jazz con La Era Vulgar; la música tradicional mexicana de Guerrero y Michoacán con el grupo El Costumbre; y finalmente, el jazz funky con el grupo Noviolento fueron una agradable sesión híbrida.

Los cuatro grupos han emergido de diversas partes del Distrito Federal. Tienen entre dos a cuatro años de existencia. Unos con demo, otros próximos a sacar un segundo. Los cuatro proyectos hacen de la escena subterránea un fresco aliento para la música.

Para Ana del grupo El Costumbre nos comentó que estos espacios son importantes porque son inclusivos y hacen “que la gente se acerque a estos géneros (musicales)” ya que cuando a la gente le agrada una propuesta musical “entonces es cuando se da el aprendizaje y el salto al otro género”. Al igual que Ana, Omar del grupo Noviolento dijo que «De eso se trata: de abrir los oídos y escuchar todo lo que pasa”.

Si bien tienen que corregir algunas percances, no cabe duda que es bueno reconocer que estos esfuerzos de jóvenes músicos y colectivos están logrando mostrar una interesante escena hibrida.

Ojalá y organicen más eventos, donde la música sea lo más importante y no el género; corregir fallas y brindarnos más diversión y comunión como se vivió con el grupo El Costumbre que logró unir con sus cantos, el baile y su rescate musical, a todos los presentes. En verdad, agradecemos este tipo de ejercicios.

A %d blogueros les gusta esto: