Andrea Lp y Saúl Fimbres: el nuevo folk mexicano

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 12 de julio de 2015. El género folk o música campirana ha cumplido ya cerca de ochenta años en el panorama musical. Desde los años cuarenta que a pareció en el sureste estadounidense, el folk tuvo una serie de transformaciones que lo ha llevado desde su base orgánica hasta hacerlo más eléctrico. Sin embargo, siempre regresa a sus raíces: guitarras acústicas, melodías armónicamente bien elaboradas, letras comprometidas o simplemente letras que cuentan lo cotidiano.

Y como todo género que se extiende y propaga gracias a los medios de comunicación, el folk en México ha dejado una huella fuerte en muchas generaciones, desde los años sesentas hasta nuestros días, de lo cuál, hoy hablaremos de dos proyectos que escuchamos el domingo pasado en el Museo del Juguete: Andrea LP y Saúl Fimbres, dos jóvenes que se empoderan de este estilo para su expresión propia.

Andrea LP es un proyecto que ha crecido poco a poco. Comenzó como solista y ahora ya está integrado con otras dos chicas que la acompañan en las percusiones y guitarra eléctrica. La música de sus canciones son sencillas, no hay gran virtuosismo pero los riffs de su compañera llenan los huecos que va dejando la voz. Las letras no son complicadas y por lo general hablan de amor, lejos de lo que fuera el folk de los años sesenta, mucho más contestatario y comprometido. Aún así, Andre LP es un buen grupo.

Por otro lado, Saúl Fimbres proveniente de Hermosillo, Sonora, es un proyecto mucho más interesante, más redondo y con una diversidad de géneros que se emparentan con el folk, es como un Bob Dylan mexicano. Con una virtuosidad mucho mayor en la guitarra, realiza figuras muy country que le dan mucha dinámica a su música.

Se acompaña con una armónica que en varias canciones de su autoría la utiliza bastante bien. Sus letras son más trabajas y básicamente cuentan historias: Voy de rodillas por el camino/y nena fuera bueno vete hoy/… Voy caminando y por fin te encuentro bien vestida y pero con tus gafas de cartón/… Fueron las farolas no están quietas las estrellas van tristes de latón/Oh, oh…

Fimbres tiene un lenguaje directo, al mismo tiempo, juega con metáforas y figuras poéticas que hacen una delicia su trabajo. “Para la siguiente rolita –dice Fimbres– es acá cuando se puso bien de moda colgar raza ¿no? Era lo de hoy colgar raza mashín (machin)” y relata: Alguna vez has visto un colgado/alguna vez has visto un colgado/sí los he visto en los puentes donde diario pasa gente/debajo de sus pies están colgados…

Su música es rítmica, campirana aunque su sonido recuerde mucho a Bob Dylan y tendrá que despegarse de ello. Sin embargo, tiene un alto nivel de interpretación, de ejecución y letrística que van del rock and roll, country, folk pop y glam rock.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: