Ángel Ramón Campos y la Realidad Alterada: corridos desde Tijuana

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 7 de abril de 2016. Desde la lejana ciudad de Tijuana, llegaron a tierras centrales Ángel Ramón Campos y La Realidad Alterada con sus corridos llenos de vida norteña, dos músicos que provienen de la vertiente punk y que ahora experimentan con este género musical.

La sesión se llevó acabo en la Mezcalería Cultural Binnizá con un pequeño grupo de amigos y uno que otro extraño. La noche abrió con un par de músicos desconocidos que pidieron chance de tocar un rato. Luego vendría Lobo Estepario acompañado de Gala al saxofón, integrante del grupo Las Brujas. Ambos presentaron su material de pop azotado, oscuro e incómodo, un set sencillo y acústico. En conjunto con Merarit Viera, autora del libro Jóvenes Excéntrica: cuerpo, mujeres y rock en Tijuana (2015), presentaron un canción punk en contra del acoso callejero. Merarit comentó: “Esta rola la hicimos a penas. ‘A penas’ es decir ayer. Entonces quien sabe que vaya salir. Voy a hacer trampa porque la voy a leer. En realidad es una rola media punk. Lo vamos a sacar de su pop azotado a este morro. Y la idea es un poco hacer una denuncia, porque me parece muy importante al acoso callejero. Estamos en momentos de violencia de género súper fuertes, cada vez hay más feminicidios y muchas veces ni siquiera los vemos en la televisión pero están sucediendo” y se revientan “¡Entiende cabrón!”.

Luego vendría Kivort con su blues urbano y quien se echaría cuatro rolas de su primer ep llamado Microbús (2016), uno de los jóvenes compositores que prometen mucho. En esta ocasión en el plomazo se aventó las rolas “Tu night” rola sexosa; “Ciudad.ano” en la que dice: “Para la banda de Tijuana, esta es una especie de recolección de imágenes del Distrito Federal cuando todavía era Distrito Federal ahora CDMX, la ciudad de los mil nombres”, y nos advierte: “Cuidado con el constituyente muchachos porque nos quieren arrebatar la ciudad rebelde y respondona que siempre ha sido. Para todos los vagos”…; vendría su rola “de amorts” llamada “¿Y qué?”; y para finalizar canta una canción nueva dedicada a Raúl Masil, padre de la Teología de la Liberación. Kivort ofrece un corto pero efectivo plomazo.

Lo más esperado de la noche eran Ángel Ramón Campos y La Realidad Alterada, un dúo de corridos de la ciudad de Tijuana y que traen mucha vibra. Ángel es el compositor principal y toca con una guitarra electroacústica de doce cuerdas; La Realidad Alterada es el alter ego de Juan Carlos que toca el lavadero. “Ya va a empezar el desmadre” dice divertido Ángel mientras afina su guitarra. “Se puede hacer slam”, sugiere Juan Carlos.

“Qué bueno que todos están aquí” dice agradecido Ángel y comienzan con la rola “La Realidad Alterada”, un corrido que dice: Otra vez estoy aquí/sentado en la misma banqueta/quiero ser cuando te vuelva a ver/sigo vivo por perdido…

Sin querer, a Ángel se le derrama la cerveza al final de la canción. Juan Carlos dice: “Pueden gritar. Pueden gritar. La música norteña se hace con gente que está gritando igual que el que está cantando”. “Se tira la cerveza. Ni pedo”, replica Ángel. “ Se hace un desmadre”, termina Juan Carlos.

Luego vendría un cover: “Esta canción que sigue es un cover. Yo pienso que las canciones son de todos ¡la neta! Alguien la escucha y la hace propia y es como que ‘¡Ah wey! Esa es mi rola’. Sí, ésta también es mi rola pero no es mía”. Y se avientan un corrido de amor y sus adornos muy a la onda norteña.

La siguiente rola es una propia, su segunda canción de estilo norteño y Ángel cuenta: “Me siento chido de haber tocado con tan talentosos músicos. De hecho a mí me pasó esto. Es una historia, ¡tú sabes! Yo vivo en un pinche rancho y todos se conocen y la chingada, y andas con una morra que su papá es ‘placa’ (policía) y ya después te quiero multar, es muy común. No es algo tan chido pero son cosas que pasan. Que mejor que convertirlas en canciones” y canta: Vengo a ver a unos ojos bonitos/vengo a ver unos ojos cafés/si tuviera esos ojos conmigo/no tendría que ponerme a beber/no tendría que ponerme a beber…

Juan Ramón Campos y La Realidad Alterada es un dúo de corridos en donde la actitud punk está presente. Sus letras son más de temas amorosos, el deseo o de las relaciones que no funcionan. Una sesión que duró 45 minutos que nos permitió ver como el corrido, ese género de más de cien años, se sigue actualizando en manos de jóvenes de la frontera mexicana. Este domingo se presentarán en el evento de Lectura Punk, calle de Mérida esquina con Tabasco, colonia Roma con entrada gratuita, 16:00 horas.

A %d blogueros les gusta esto: