Canto Florido desde la región de los volcanes

LA REDACCIÓN. Reproducimos esta nota sobre el evento efectuado el 16 de marzo en el Municipio de Amecameca, Edo. de México. Por Janette Bizarro y Juan Grajeda. Amecameca, 16 de marzo del 2018. El pasado 16 de marzo nos dimos una vuelta por Amecameca, en el Estado de México, más propiamente dicho, en La Estación Ameca, lugar acogedor que se ha dado a la tarea de albergar propuestas culturales de la región, entre ellas a los cantautores de la región de los volcanes, grupo de entusiastas autores que, con guitarra en mano ofrecen su propuesta cultural principalmente en esta región del país.

Fuimos gratamente sorprendidos por la propuesta musical de estos jóvenes talentosos; que además han encontrado cierto equilibrio al presentar ideas de composición distintas entre cada uno de ellos, pero que en su conjunto resultan muy agradables. Escuchamos al dueto compuesto por Lore Holly y nuestro amigo Orlando Canseco, quien con su particular estilo para componer e interpretar se complementa con la voz afinada de la bella Lore. Rafael Calderón y la preciosa Mara García subieron al escenario para combinar la poesía de ella con las canciones llenas de imágenes de Rafa Calderón. Al terminar Marco el güije se encontraba listo y, jugando un tanto con los pedales de su guitarra y la improvisación de su garganta también nos brindó buenos momentos. Bino Barranco, subió sólo acompañado de su guitarra, pronto comprobamos que no necesitaba nada más, el manejo que tiene de su instrumento es ciertamente admirable, además de contar con composiciones propias de buena hechura. Enrique Nárada le cambia el ritmo a la noche al imprimirle un toque más pausado a su música, no por ello disminuye la calidad de interpretación.

Los cantautores de la región de los volcanes ofrecieron su música y poesía en dos tandas; en la parte intermedia tuvimos la oportunidad de escuchar a Francisco Natera y a Paty Piñon, acompañados por bajo eléctrico y violín. Nos ofrecieron parte de su talento y su buena vibra, repleto de imágenes, colores y flores, de ese Canto florido del maestro Natera, que con voz pausada y dueño de su escenario nos seduce además de con su canto, con la anécdota y el desarrollo de cada una de sus composiciones, permitiéndonos conocer un poco más de su andar en la música.

Por cierto, si ustedes no conocen al maestro Natera, empezaría por señalar la gran trayectoria musical que le envuelve, a los 8 años comenzó a tocar la guitarra, a los 18 ingresó a la escuela superior de música del Instituto Nacional de Bellas Artes; principalmente tomando clases de canto, pero además piano, guitarra y bajo eléctrico. Es decir, para nada un improvisado.

De su música diré que es sencillamente maravillosa; con una combinación que pasa del son jalisciense y el jarocho y de ahí a la música prehispánica, pero además con el plus de la utilización variada de instrumentos, no me refiero sólo al sonido particular de cada uno de ellos, sino que encontramos la diferencia de materiales en su elaboración, en la edad y procedencia de cada uno de ellos; me explico, pasamos de un bajo eléctrico y un violín a las percusiones prehispánicas y la guitarra electroacústica del maestro Natera.

Si esto no fuera suficiente, el maestro incluye en sus interpretaciones poemas realizados por poetas de la región y musicalizados por él, entre estas piezas están Un sueño y Dualidad, con un carácter único y fino.

Es justo decir que la obra de Francisco Natera no podía ser mejor acompañada esta noche por dos maestrazos, uno en el bajo eléctrico (Didier) y otro el violín (Robert); además de la maravillosa Paty Piñon en las percusiones;  el adjetivo no es menor para esta percusionista quien ya también tiene un largo recorrido en esto de hacer música, participando no sólo con el maestro Francisco Natera, sino que  también colabora con Lila Downs en varios de sus proyectos musicales, incluidos Pecados y Milagros; y en Agua de Rosas (2009); Participó con David Haro en el disco Es Al Sur, formando parte del grupo La Federación, al lado de músicos como Leo Soqui y Martin Santiago.

Pasamos una noche maravillosa, con el maestro Francisco Natera interpretando con mucha sensibilidad parte de su repertorio, con Paty Piñon acompañándolo en gran forma; es justo reconocer la entrega de ambos lo que les vale el reconocimiento de la gente asistente a La Estación, que aunque es un lugar ciertamente pequeño, es un lugar que se presta para presentar el talento de ambos y de nuevas propuestas musicales. Valga decir que con Lila Downs, Paty ya tuvo la oportunidad de presentarse en un lugar tan importante como el teatro Gran Rex en Argentina. Y qué decir de Francisco Natera quien formando parte del grupo La Camerata Rupestre (bajista) tuvo la oportunidad de presentar ese mítico Tocata, Fuga y Apañon al lado de Armando Rosas en el Auditorio Nacional, que ya llovió de su participación al lado del grupo Hojarasca en esas tertulias organizadas por la editorial Plaza y Janes compartiendo escenario con escritores de la talla de Juan Villoro y Carlos Monsiváis. Y que aún con todos estos antecedentes Francisco y Paty se entregan a su noble oficio llenando el espacio de música, colores y flores.

Los cantautores de la región de los volcanes, es una propuesta digna de ser escuchada, con una variada línea temática de composición y de interpretación musical, buenos tipos, preciosas ellas; si tiene la posibilidad de escucharlos no dude, seguro sale contento.

Nota: si ustedes creen que lo antes escrito respecto a Francisco Natera es todo, pues afortunadamente se equivocan; allí está el rasgo rupestre, como bajista, además de formar parte de la Camerata Rupestre, también acompaño a Rafael Catana y Nina Galindo; el rock con Hojarasca; el piano como acompañante del cantautor peruano Richard Villalón; asimismo como compositor al piano de música para cine con la película Otaola y La Republica en el Exilio de Raúl Busteros.

Igualmente, comprometido con su entorno social dando talleres de música y musicalización teatral (al lado de Paty Piñon), para niños, jóvenes y en especial dirigidos a personas de la tercera edad.

Si tienen la oportunidad no dejen de escucharle Manos Morenas y el altamente recomendable In Xochitl In Cuicatl (canto florido), son discos del maestro que nadie debiera dejar pasar desapercibidos.

Un placer estar en Amecameca, compartir la charla con el maestro Natera, (aunque ambos coincidamos que la situación esta del cocol); compartir la noche con los ahora amigos Cantautores de la región de los volcanes, grandes seres humanos, con Mara, muy buena amiga; en fin, esperamos muy pronto regresar a Amecameca para seguir en el roll y la música. Por cierto, un abrazo a nuestro amigo, Pedro Martínez, promotor cultural, pero mejor ser humano y a nuestro carnal Cinocéfalo Fernando Romero (quien nos condujo hasta estos lares), gran escritor, gran ser humano.

Nota tomada del portal COLECTIVO OZOMATLI. HUMANISMO Y LIBERTAD SIGLO XXI. Fuente original: https://cozomatli.wordpress.com/2018/03/28/canto-florido-desde-la-region-de-los-volcanes/.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: