“Carretera 95” y “Mi insomio”: Guadalupe ‘Pita’ Ochoa*

Carretera 95
10 pm
Te busco por las calles. Sé que no estás. Circuito interior. Giro de golpe. Acelero. Carretera 95. Leonard Cohen canta Dance me through the panic ’til I’m gathered safely in.

11:15 pm
Entre la niebla y la lluvia. Estás entre el mezcal que bebo y el cigarrillo sin filtro que quema mis dedos y mi lengua. Manos al volante. 180 km por hora. Señales de curva peligrosa. Barrancos como únicos posibles. Los árboles me llaman a cada curva. Pero no soy suicida. Sólo busco el vértigo. El río mescaloso me nublea. Cuernavaca se adivina en la noche. Cohen sigue: I’m good in love, I’m good in hate, in between I freeze.

12:45 am
Soy una mujer sola en la noche. Respiro el aire frío. Me paro en un claro. Se me olvidan los feminicidios. Te busco en el bosque bajo lluvia. Igual que en el sueño: me mojo. Y la lluvia y el silencio.

01:15 am
Prendo cinco veces el mismo cigarrillo húmedo. Neblina y humo en mis ojos. Bajo del Ajusco. 120 km por hora. No hay luna, ni camino, ni tú. Sólo la continua raya blanca de no rebasar. Las carreteras húmedas son para los solitarios. Sigue Cohen:  But let’s not talk of love or chains / And things we can’t untie, / Your eyes are soft with sorrow, / Hey, that’s no way to say goodbye.

02: 45 am
Resplandor de la ciudad. Alcanzo un vocho que se detiene en un tope. Carretera, segundo piso, vuelta tras vuelta, circuito interior. Rojos, verdes y amarillos… Regreso a mi casa a dormir otra vez  sola. Otra vez te sueño, húmedo.

MI INSOMIO
mi insomnio tiene nombre y apellido
mi sueño tus iniciales

* GUADALUPE PITA OCHOA. Poeta infrarrealista (México, DF, 1957): “Nunca me he ganado ningún premio. No concurso para ser poeta. No pido becas ni me pagan por escribir poesía. Sigo siendo marginada por voluntad propia. Los antologadores oficiales me detestan. Así que sigo siendo sólo una poeta infra que publica donde y con quienes tiene vibras en común. Estoy pues en las antologías de los infras donde estén, y de los horazerianos del Perú. Comparto poesía en aceras, parque, cafés, bares, cantinas, salas, recámaras… Y sí, a veces, en eventos culturales. Escribo porque sí. Y leo con voz fuerte y con respiración entrecortada”. Este poema es en homenaje a Leonard Cohen.

A %d blogueros les gusta esto: