Chapata Vive Café: cooperativa cultural

Por Martín Alonso Navarro

Chapata Vive Café es una cooperativa cultural cuyo espacio de trabajo es una cafetería ubicada en la Ciudad de México, en la Colonia Narvarte. Surge como proyecto a partir de las experiencias de trabajo colectivo y comunitario de jóvenes universitarios.

En esa prehistoria de nuestra organización, la intención era crear un medio de vida digno que funcionara de manera horizontal y cooperativo, y al mismo tiempo, fuera un espacio para la difusión de cultura, arte e ideas de transformación social.

Posteriormente emprendimos la tarea de crear un proyecto de cafetería con actividades culturales. Se adoptó una forma cooperativa de organización del trabajo con la finalidad de trascender las formas de trabajo alienadas y explotadas, y se concibió como una cafetería cultural cooperativa y como un espacio comunitario.

Chapata Vive Café abrió sus puertas al público el 15 de enero de 2016 y desde entonces ofrece al público productos sanos, a precios accesibles y con un toque gastronómico diseñado especialmente por una de nuestras compañeras, con nombres de mujeres feministas, revolucionarias y literatas, y también con revolucionarios mexicanos, latinoamericanos y del mundo entero.

Hemos procurado ofrecer productos hechos por cooperativas, pequeñas empresas y productores con la intención de fortalecer redes de trabajo digno, comercio justo, apoyo mutuo y acción colectiva.

El espacio realiza actividades culturales todas las semanas: proyecciones de cine, conciertos, presentaciones de libros, de poesía, danza, teatro, etc., así como talleres y otras actividades culturales. Sin embargo, la pandemia nos cambió el ritmo de golpe. La cultura y las artes fueron un sector particularmente golpeado pues no se considera una actividad de importancia fundamental.

Además, las cooperativas y los proyectos de economías solidarias y alternativas no tenemos la capacidad para competir con las grandes empresas capitalistas que no tuvieron mayor problema para sobrevivir este periodo. Para nosotrxs ha sido complicado y hermos tenido que recurrir a la creatividad y a la solidaridad para enfrentarnos a esta situación.

Rifas, tamales, talleres en línea, fueron algunas de las actividades que desarrollamos para sobrevivir, pero además fue la solidaridad de la comunidad chapatista la que nos ha permitido seguir trabajando y compartiendo. Pensamos que sin el apoyo de una comunidad que ha convertido en suyo el espacio y fortalecido un proceso de identidad con el proyecto por su carácter cultural, cooperativo y comunitario, lo que en suma es Chapata Vive.

Ahora que se han podido paulatinamente reincorporar las actividades que realizábamos, hemos reabierto el foro y ya se están realizando talleres presenciales; poco a poco volveremos al ritmo que teníamos antes. Lxs artistas, lxs creativxs, lxs trabajadores de la cultura y las artes, la música y el arte independiente, las propuestas culturales alternativas, de identidad y combate seguirán teniendo un hogar y un cuartel en nuestro espacio.

Por otra parte, Chapata Vive como cooperativa y parte integrante de las redes de economía social y solidaria, ha procurado apoyar y mantener los lazos que nos hacen fuertes como comunidades de resistencia económica. No nos cabe la menor duda que el cooperativismo es una poderosa herramienta de lucha para lxs trabajadorxs mostrando ya una propuesta de organización y vivencia del trabajo anticapitalista, un ejemplo para el futuro que se replica y reivindica su posición a las luces de la crisis sistémica que atravesamos actualmente.

Chapata Vive Café es un espacio abierto para lxs trabajadorxs, lxs artistas, lxs productorxs y toda colectividad en lucha por su emancipación y luchamos por que sea un espacio permanentemente libre de violencia contra la mujer.

Ilustración Orlando Canseco
A %d blogueros les gusta esto: