Coincidencias: recopilación de cuatro cantautores emergentes mexicanos

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 7 de agosto de 2015. Había poca banda en la Mezcalería Cultural Binnizá. De hecho pensé que todo ya había terminado. Eran cerca de las diez de la noche. Al entrar, una voz y una guitarra se escuchaban. Era Antonio DeMarcco que justo terminaba su presentación.

Las mesas vacías nos recibieron con un coqueto disco compacto en colores amarillos y naranjas que muestran los dibujos de cuatro siluetas de guitarristas. Leo el título: Coincidencias. Recuerdo la frase del periodista y novelista Norman Mailer que en su libro Los tipos duros no bailan, escribe: “Mientras iba camino a casa, aprendí que las coincidencias, en ciertos casos, no tienen nada de casual”.

Sin embargo y para no clavarme tanto, caí en cuenta que los cuatro autores compilados en esta producción, eran los mismos que se estaban presentando esta noche. A ninguno, salvo a Antonio DeMarcco, los había escuchado. Para ese momento ya habían pasado dos de ellos. A saber: Esaú Secura y el propio Antonio DeMarcco que justo terminó cuando estaba dentro de la mezcalería.

Fue entonces cuando Yayo Martínez tomó su guitarra y se dispuso a tocar: “La siguiente canción se llama ‘Nos sobra tiempo’ y me va a acompañar mi carnal Juan Manuel Martínez” dice. Yayo se avienta una rola muy funky aderezada por el saxofón de su “carnal” Juan y canta: Miro la fotografía/donde el sepia va cubriendo/el dolor, la rebeldía,/el recuerdo es abandono,/la camiseta del desdén nos viste a casi todos…

“Yo soy el Yayo Martínez y es un placer estar acá de nuevo. Voy a hacer una canción que viene en el disquito que está ahí en las mesas que se llama ‘Rumor en el camino’. Ojalá les guste” nos dice. Su guitarra vuelve a tocar un rico funk acústico. Se despide con una canción mucho más tranquila llamada ‘Cuando regrese’, una canción que surge por la promesa de regresar por una chica a Comitán. Desde luego, nunca sucedió.

Por último, vendría Saúl Domínguez que a diferencia de sus tres compañeros es guitarro: “Un agradecimiento a ellos, ya que yo comúnmente soy ‘guitarro’, no soy cantautor-cancionista-cancionero”, comenta. “Me voy a echar una canción. Hace rato hablé de las miradas lascivas. ¡Qué poca madre!”, dice sin darse cuenta, “pero… ¡Ay! ¡Perdón! ¿Todavía es horario familiar? Es que yo soy muy lépero”, comenta disculpándose. Pero continúa: “Esta canción habla de la otra parte donde hay consenso en las miradas y pasa lo propio y se hace su onda. Esta es una metáfora de la lluvia y sobre ese momento diluvial. Pues a ver si les late”.

La canción suena un poco a son y Saúl canta: Lluvia que comienza a caer/gota a gota/una a una distraídas recorriendo/infiltrando/reposar sobre tu piel… Al terminar la canción, dos chicas apostadas en la mesa derecha, junto a la cocina, se levantan para irse. Saúl les da las gracias: “Que estén muy bien. Hasta luego. Gracias por estar aquí, coincidiendo” y una de ellas sonríe discretamente.

Saúl se avienta dos canciones más: una de despedida y otra que se llama ‘Reencuentro’. Saúl insiste: “Comúnmente soy guitarro. Entonces voy a hacer una pieza que se llama ‘Reencuentro’. Es la pura guitarra. A ver si les late”. Y entre acordes y arpegios instrumentales la noche intenta coincidir.

Ellos se van. Es temprano aún. Nosotros nos quedamos. La noche continúa. El ambiente es un poco solitario. Nos prometen que la fiesta seguirá al sur. Pero minutos después, se cancela. Ni modo. Ya el destino hará que coincidamos (sí es que esto existe) con este grupo de cantautores, amigos entre ellos.

Coincidencias es un disco que reúne a Esaú Secura, Antonio DeMarcco, Yayo Martínez y Saúl Domínguez, cuatro compositores emergentes, jóvenes y mexicanos. Su disco lo podrás conseguir en los perfiles personales de Facebook y en sus presentaciones. Costo $50.00 pesos.

EPÍLOGO

Más tarde, llegó el joven cantautor Jorge Gayou, mejor conocido como ‘El Charal’ quien interpreto temas de su autoría y covers en versión de cumbia y son. Con él venía Vania, una joven que toca la jarana que cantó un buen rato piezas de son jarocho con un estilo muy propio y harta actitud. El final llegó con Racso, o sea: “Oscar al revés” con canciones y boleros que despidieron la noche. Llegó la madrugada y tuvimos que marcharnos. Si las coincidencias no existen, por lo menos es bueno topar a la banda sin haberlo pensado antes.

1 comment for “Coincidencias: recopilación de cuatro cantautores emergentes mexicanos

  1. 12 agosto, 2015 at 10:50 pm

    Todo un placer enorme coincidir, y leer esta amena cronica. Gratitud y una abrazo enorme Orlando!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: