Dislocar el lenguaje humano: Manrico Montero y la bioacústica

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 6 de octubre de 2015. Manrico Montero, compositor mexicano, artista sonoro y fonografista, dio a conocer este martes en la Fonoteca Nacional de México, parte de su investigación Semiosis a través de una sesión de escucha y un video a cerca de su trabajo.

Dentro de su presentación, Manrico Montero mostró parte de su trabajo que viene realizando desde hace ocho años en las tierras y selvas bolivianas, ya que ha estado “estudiando y documentando los ecosistemas del neotrópico y a todas sus especies”, comentó.

Su interés por la bioacústica comenzó “en la ornitología”. Su “amor por las aves” fue lo que lo llevó a aventurarse a esta disciplina. Además, su acercamiento a la acústica, a la semiótica, a la lingüística, a la fonología y a la sintáctica, fueron detonantes que lo erotizaron desde un principio para inclinarse e investigar la comunicación animal.

Casi de manera simultánea, Montero comienzó a tener “un amor muy profundo por la entomología (estudio de los insectos)” y al encontrarse en diversos lugares monitoreando diversas especies en México como en Sudamérica, comienzó a entender “la relación que tiene el hábitat para la generación y el diseño de las señales acústicas desde un punto de vista evolucionario”.

Montero explicó: “Podríamos decir que en mi trabajo se encuentra la bioacústica, una ciencia que nos permite estudiar específicamente las señales acústicas de las especies y sus sistemas de comunicación. En ese sentido, la bioacústica sería una ciencia que se encuentra en el contexto de la etología, ciencia que estudia el comportamiento”.

Montero también subrayó que su acercamiento a la semiótica, lo llevó a replantear la cuestión del lenguaje: “Todo este proceso de trabajo con la semiótica, al estar dedicado a la comunicación animal, me llevó a replantear precisamente esta idea de lenguaje. De alguna forma, hay un centrismo en este tipo de conceptos en relación a lo humano”.

Y explicó: “Entendemos la comunicación animal muchas veces desde la perspectiva más antropocentrista, lo cual nos impide entender el fenómeno de la comunicación animal”. Con esta investigación, Montero busca dos objetivos: entender el origen del lenguaje y dislocar la idea de que el lenguaje humano es paradigma.

Montero apuntó: “Me parece muy interesante que también le demos la vuelta a la idea tradicional del ensamblaje de la comunicación. Estamos acostumbrados a este paradigma del ser humano donde el sistema de comunicación se basa en esta idea del emisor, el receptor, el mensaje y el medio.

“En esta caso, en la comunicación animal, este modelo es anticuado y no aplica –continúa Montero–. En ese sentido ¿cómo sería un sistema correcto que nos permita entender la relacionalidad, la dinámica tan amplia de la comunicación animal? La palabra que me gustaría poner en la mesa y qué es el centro de mi investigación es precisamente las redes de comunicación”.

Para redondear su conferencia, Manrico Montero dejó escuchar una grabación de campo con los sonidos capturados de insectos. Así mismo, para cerrar la presentación, dejó correr un video donde muestra a diversas especies de chapulines y sus sonidos realizados en la selva boliviana.

Manrico Montero, miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fonca, realiza instalaciones sonoras para sitio específico, piezas sonoras multicanal, obras audiovisuales y escribe textos teóricos de paisaje sonoro y filosofía. Cultiva también el arte de la improvisación libre y la música electroacústica.

El también productor trabaja en vivo con diferentes medios, usando diversos tipos de guitarras eléctricas (Lap Steel, Pedal Steel, Baby Guitar), percusiones como el steel drum jamaiquino, instrumentos de juguete y múltiples objetos acústicos procesados en tiempo real con aplicaciones de software programadas especialmente para cada sesión, generando una experiencia sonora meditativa y contemplativa.

A %d blogueros les gusta esto: