Dr. Sotol y Soneta: la deconstrucción de la música tradicional

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 5 de agosto de 2014. De repente se tiene la idea de que la música nueva se encuentra en los lugares más subterráneos de la ciudad de México. Entonces hay que arriesgarse a andar de noche por lugares que conocemos poco, zonas de riesgo que hay que sortear, pagar cover y correr con la suerte de que no te dejen pasar si no tienes identificación personal.

Sin embargo, este martes no tuvimos que recorrer calles oscuras o desvelarnos para escuchar nuevas propuestas musicales y arriesgadas. Espacios públicos como la biblioteca Vasconcelos, a plena luz del día, esconde sesiones musicales que están a la vista de todos, o mejor dicho, al oído de todos, sin cover y sin pedirte identificación.

Al adentramos en la planta baja del edificio para llegar al auditorio Vasconcelos, nos enterarnos que CONACULTA junto con el CENART llevan acabo el programa El CENART sale a la calle. “A través él, –dice en su folletín- los alumnos de los últimos semestres de las escuelas del INBA cumplen su servicio social ofreciendo conciertos (…) en organizaciones e instituciones públicas y privadas o comunidades que requieren acercarse a las manifestaciones culturales”. La oportunidad de ver ejercido este objetivo se materializó con dos proyectos musicales jóvenes que escuchamos en el auditorio Vasconcelos: Soneta y Dr. Sotol, éste último invitado por el primero.

El programa comenzó pasada las seis de la tarde con Dr. Sotol, dúo integrado por Jorge y Gabriel que experimentan con todo tipo de instrumentos, desde acústicos hasta procesadores de sonidos. Su sonido tiene reminicencias de lo pueblerino y prehispánico, hasta cierto punto, primitivo. Dr. Sotol parece ser un camaleón musical, ya que en la primera sesión en que acompañó como telonero a Soneta, su set fue más acústico y convencional. En esta segunda sesión experimentaron más con la voz humana, procesadores, beats, cornetín y guitarra eléctrica. Y para lo que será su tercera presentación con su anfitrión Soneta, nos dicen que habrá algo más contemporáneo, algo más académico para estar al nivel. Dr. Sotol tiene un sonido inclasificable porque dentro de toda su mixtura musical hay voces antiguas, procesadores modernos, melodías pueblerinas y partes improvisadas, haciendo que su sonido sea un buen trago de sotol que no sólo queda en las venas, sino en los oídos y en la mente. Todo su material es original.

Por su parte Soneta es un trío no convencional si hablamos desde la perspectiva de la tradición académica instrumental y musical. Un piano llevado por Oscar Alejandro Espinoza, un chelo ejecutado por Hortencia Fg y una guitarra eléctrica suena gracias a José Medina Cruz, todos ellos estudiantes del último semestre de la Superior de Música. Ellos interpretaron música tradicional mexicana pero con arreglos contemporáneos, además de ejecutar temas propios, como Desiertos de Oscar Alejandro. Entre su repertorio se pueden escuchar La llorona, La cucaracha, entre otras. Pero la más arriesgada fue la versión del Jarabe Tapatío que podríamos definir como una deconstrución armónica que destruye y al mismo tiempo genera una nueva personalidad auditiva al son jaliciense. Ramatada en disonancias y jaloneos de cuerdas, el Jarabe Tapatío muestra que la tradición puede ser transformada, asimilada e ironizada, pero al mismo tiempo recuperando lo que es nuestro: el sonido y la identidad. Cabe hacer notar que en unas semanas, Soneta se irá a Rusia para hacer una gira con este repertorio que en verdad, resulta interesante.

En ambos proyectos la música tradicional está siendo objeto de deconstrucción, de materia prima para lograr algo diferente. Todos son músicos estudidos de la Superior de Música del INBA lo que hace que su música esté fundamentada y no sea producto total de los azares musicales.

No dejes de escucharlos y seguir a Dr. Sotol y Soneta estos dos proyectos musicales que no se conforman con la música convencional. Se estarán presentando este sábado 9 de agosto en la Alianza Francesa de México de Polanco a las 5 de la tarde, Sócrates 156, cooperación voluntaria; profesores y estudiantes de la Alianza Francesa entrada libre.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: