El amor compañero

Por *Amenic Mc Poética

Duele, duele la separación y el dolor que causa no tener cerquita a nuestras redes de apoyo, sofoca, en ocasiones el miedo se siente en cada respiración, la muerte toca a la puerta y la incertidumbre está en el comedor ¿Qué nos mantiene a flote y con la esperanza de despertar por las mañanas?

Puede sonar a rola de radio comercial pero no.

La respuesta, sin duda, es el amor,  no el amor cursi que te dice que tenemos que pasar de esta situación ilesos porque nadie saldrá ileso, sino el amor que transforma desde las entrañas, el amor que posibilita un mundo más justo; ese que se siente en la  intimidad política del cuidado mutuo pero sobre todo en nuestra capacidad de transformación y de darnos cuenta que nadie es perfecto porque somos sanos hijes del patriarcado.

Por ello nuestra capacidad de autocrítica amorosa puede ser esencial para poder ubicar que el amor no sólo se encuentra en el binomio establecido, el de los cuentos de hadas,  de la pareja heterosexual tradicional que nos pinta un amor idealizado que todo lo puede y todo lo aguanta, incapacitando nuestra capacidad de transformación, a partir del cual se acentúa la idea de que la felicidad es ese sueño inalcanzable y para obtenerlo tenemos que ser más y más explotados, aspirando a un ideal de éxito artificial y fetichista. El amor compañero se encuentra en cuestionarnos, en el trabajo constante de sanar y cuidar nuestras heridas que ahora se sienten más profundas por la vulnerabilidad de las circunstancias que este bicho nos genera.

 Ubicar qué tan interiorizado tenemos el amor romántico, la violencia que ejercemos con nosotres mismes y con les que nos rodean es imperante; cuestionarnos es responsabilidad de todes, después de que el repunte en feminicidios está al alza y ésta pandemia de transmisión social se mantienen invisibilizada. El mundo se tiene que transformar, pero el inicio es la casa y no hablo de ese lugar de cemento, me refiero a ese que habitamos de carne y hueso, ese que tenemos que aprender a cuidar desde el amor compañero, rompiendo con los pactos sociales que nos invitan a quedarnos dentro de relaciones desde la carencia emocional y la dependencia.

El amor es esa chispa transformadora que nos hace movernos de la comodidad para observarnos tanto con gratitud como con responsabilidad personal y colectiva.

* Amenic Mc Poética, rapera mexicana pero con raíces nicaragüenses que desde el año 2010 a tomado la música como vehículo de transformación social, raptivista, madre y feminista. Pertenece a dos colectivas femeninas: Batallones Femeninos y Colectivas Fisura.

A %d blogueros les gusta esto: