El artista emergente como productor de bienes culturales y de consumo: Factoria 360

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 27 julio de 2014. Dentro del marco del Festival Antes 2014 en su cuarta edición, que apunta a ser uno de los eventos más interesantes por sumar cada vez más exhibiciones musicales y géneros del mundo subterráneo en la ciudad de México, se dio la Charla Expansiva/Nuevas plataformas para la música en México.

La charla versó en los problemas económicos que suelen pasar los pequeños sellos discográficos, sus problemas de distribución, el poco apoyo que los medios brindan a esta industria y el desinterés de los artistas por dar a conocer su producto.

Para el productor del sello UMOR Rex “el verdadero compromiso está en la distribución y en la prensa” pues mucho del material producido y grabado se queda como “material para incendios”.

En cambio para la artista musical Valery “hay que pensar que las métricas de éxito de la industria están experimentando un cambio súper drástico” porque “ahora estás en un modelo de negocio donde estás tratando de construir una cadena en valor que impacta todos los demás ámbitos de tu actividad” porque éste modelo ya no es “transaccional directo”, sino que “es un modelo de acceso”, lo que lleva al artista a construir una relación con el seguidor y ésta “construya la venta de tus boletos, la venta de merch, tu posicionamiento en los medios y conquistar nuevos públicos”. También para Valery es importante cambiar la idea de “éxito” porque no es un índice que se refleje en “la primera semana de ventas”, sino que hay que esperar “dos años” y preguntarte: “¿qué pasó con esa carrera?”.

Por otro lado, para la Olga, integrante de la agencia Factoría 360 (escuela de música) es necesario que al artista emergente entienda “que está generando un bien cultural y de consumo”, por lo tanto, tiene “que entender que necesita generar ese bien cultural de consumo”. Al comprender esto, dice Olga, “entendemos el resto de la cadena de valor y el papel de cada uno de los que integran esa cadena de valor y de cómo se maneja esa cadena de valor”, es decir “desde el Gobierno, la iniciativa privada, desde los músicos, desde los promotores”. También desde su particular punto de vista, Olga concluye que se está “en un grave problema” cuando se tiene a grupos emergentes que sólo convocan a menos de 100 personas y éste problema no solamente es para el “músico” sino para “la gente que se dedica a hacer festivales”.

En general, la Charla Expasiva giró en torno al tema económico, en como benefician las plataformas digitales a los artistas, los dilemas de los derechos de autor, la prensa que en vez de ser “criticona” debería de ser “crítica” y solidaria. El problema de mediar con patrocinadores y romper la idea de “lo que el cliente pida”.

Una larga charla de dos horas que permitió a los sellos discográficos culpar su poco crecimiento a los artistas, a la prensa, a las plataformas digitales y a la forma en que el objeto “disco” ya no tiene la fuerza fetichista para ser adquirido.

A %d blogueros les gusta esto: