“El Infrarrealismo sigue vivito y coleando”: Rubén Medina

* Se presenta la segunda edición del libro “Perros habitados por la voces del desierto”.

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 20 de julio de 2016. Este miércoles se presentó en la Pulquería de los Insurgentes, la 2ª Edición del poemario “Perros habitados por las voces del desierto. Poesía infrarrealista entre dos siglos” (Editorial Matadero, 2016), trabajo que recopila a diecinueve poetas “infras”, seleccionados por el poeta, traductor, académico y “nómada” Rubén Medina.

Con la presencia de Rafael Catana, Pedro Damián Bautista, Eduardo Guzmán Chávez, Pita Ochoa, José Peguero, entre otros, se dio la presentación del libro “Perros habitados por las voces del desierto”, ocasión que se aprovechó para leer varios textos de este libro que su primera edición se ha terminado. Con palabras de Rubén Medina, éste declaró: “Para nosotros ha sido realmente un gusto tener una segunda edición de esta antología. Tardamos, básicamente casi tres décadas en poder reunirla, en poder hacerla. El propósito era mostrar que el Infrarrealismo sigue vivito y coleando”.

Más adelante Medina acerca de los poetas infrarrealista: “Dijeron muchas cosas de nosotros, que no éramos poetas, que éramos vagos, que no sabíamos escribir, que no existíamos. Y sí, en cierta manera éramos vagos. Seguimos muchos siendo vagos”.

Rubén Medina de cara morena, una barba y bigote recortados y canosas, con un cabello largo y negro, dice acerca de la antología que presentó esta noche: “Aquí mostramos esta antología. La primera edición se acabó rápidamente. Hay una edición en Perú. Está por salir una edición en Chile. Ahora hay que celebrar la segunda edición de la antología”.

Rafael Catana, cantautor y maestro de ceremonias esta noche, dice: “Yo soy el amigo de los infras. Ellos han hecho el honor de nombrarme infra. No me lo merezco. Para ser infra se necesitan muchas cosas, más que estar greñudo que su servidor”. Y se avienta a leer tres poemas, uno de ellos de Mario Santiago Papasquiaro llamado “Monte de venus”: pequeño/precioso/-hagámosle fiesta-/Sueño del sueño de esta vida-sueño/Gema rocosa junto al manantial./Le canto & deseo…

Tocaría el turno a Eduardo Guzmán Chávez: A la puerta del paraíso le rechina la bisagra/Cinacantpec esquina de la moraleja, raíz profunda./Vámonos en bírula sumando tras lomita/vámonos en verso abriendo putrefacta la cansada roca de la viga/Río Piedad-Escandón y Caracol arrastradero./Las arterias del antiguo paraíso se volvieron fango oficial/promiscuo, proMixcoac…

Pedro Damián Bautista recitaría en su momento un poema de Cuauhtémoc Méndez: Hoy no saltes corazón/que al rato se llega la hora de la comida/y tengo que pedirla prestada./No bailes con el sol que salió/deberías subir porque tu dueño es un pendejo/en las noches sólo se acuesta con almohadas y cobijas/dejó de estudiar/escribe boletines de prensa contando mentiras y encubriendo fraudes…

Rubén Medina recita su poemea “Aquel Quetzalcoatl se fue para el norte”, un poema que hace referencia a varios personajes infrarrealistas: En el camino perdí mi último nombre/el esquema fosforecente de un poema imposible/…/ Perdí los primeros sueños/…/me quedó solamente este cuerpo para saberme vivo/…/En el camino perdí mi nombre/y desde entonces me llaman ¡Aquel Quetzalcoalt!…

Luego vendría el poema “Memorandum Para una Amiga Casada” de Ruben Medina: Me había propuesto no volver a escribir Bertha/pero estos días el sol calienta mis desenfrenados deseos de poseerte/y sólo duermo unas cuantas horas
para levantarme a soñar la colectiva lujuria de los atropellamientos:/mundo por el que te fuiste sin voltear la cabeza,/con tus cabellos soltados al viento
que los movía con ese ritmo de rock and roll/cansado con que mueve
todas las cosas,/y donde te fuiste porque te cansaron mis obsesiones y mis vicios…

“Suelen preguntarme mucho a cerca de lo que eran –nos dice Guadalupe Ochoa, mejor conocida como Pita Ochoa–. En esas épocas las mujeres, quienes eran Mara, Gerez, Claudia y demás, y la verdad es que generalmente, cuando presentamos la antología lo que yo siempre he hecho, es hacerle un homenaje a las mujeres que estuvieron, que seguimos siendo”. Pita se prepara y lee “Espaldas negras” de la poeta infra Mara Larrosa: He visto tu cuerpo mujer, hombre, en la ciudad/He estado solamente viéndote los ojos humanos/He estado junto a tantas mujeres que tienen los labios pintados/En la tierra nacemos con la piel limpiecita y hay tantas mujeres/que siguen usando sus pañoletas desde la adolescencia, la sal les sale/de los sobacos y de los dedos…

Por último y para cerrar esta presentación, José Peguero dice contento: “Celebramos mucho la aparición de este libro, esta segunda edición. Está teniendo una buena carrera. Es muy divertido”. Peguero no lee poemas, si no un escrito que habla acerca del movimiento infra llamado “Tiros por la culata”: Apunte, listos, fuego./¿Hay alguien que intente dirigir el Infrarrealismo?. Cuando lo intentas salen patadas voladoras, golpes bajos, tiros por la culata. Es una máquina salvaje que echa humo y fuego por los hoyos negros de la razón y del amor. Es un artefacto en el cielo naranja de las tardes aquí en la tierra. Pero sobre todo, es un corazón violeta en el cielo…

El libro “Perros habitados por las voces del desierto. Poesía infrarrealista entre dos siglos”, con selecciones, introducción y notas de Rubén Medina, es una larga compilación de varios escritos de los poetas infrarrealistas José Rosas Ribeyro, Mario Santiago Papasquiaro, Roberto Bolaño, Edgar Artaud Jarrey, Víctor Monjarás Ruiz, Pedroo Damián Bautista, Ramón Méndez Estrada, Rubén Medina, Mara Larrosa, José Peguero, Rafael Catana, Cuauhtémoc Méndez, Bruno Montané Krebs, Claudia Kerik, Oscar Altamirano, María Guadalupe Ochoa Ávila, Juan Esteban Harrington, Mario Raúl Guzmán y Eduardo Guzmán Chávez.

El libro además contiene un escrito de Rubén Medina que contextualiza el desarrollo de este movimiento poético en la Ciudad de México, dos manifiestos infrarrealistas de Roberto Bolaños y Mario Santiago Papasquiaro; así como diversas fotos de época. El libro está editado por Matadero y su precio está en $200.00 pesos.

1 comment for ““El Infrarrealismo sigue vivito y coleando”: Rubén Medina

  1. 3 agosto, 2016 at 10:37 pm

    Qué delicia de textoSos, gracias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: