Emiliano Buenfil regresa a casa

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 11 de junio de 2015. Emiliano Buenfil estuvo de visita por el Distrito Federal la semana pasada y aprovechó para brindarnos una sesión acústica en la Mezcalería Cultural Binnizá, acompañado por admiradores y la nueva generación de compositores “roñosos” con el fin de disfrutar su música.

La mezcalería poco a poco se fue llenando y como siempre, la buena vibra ya estaba presente. Todos estaban platicando esperando a que iniciara este ansiado evento. Por ahí vimos a Markos Cadena, a José de Jesús, a Guillermo Vargas, a Memo Blues con quien hiciera Buenfil su primer grupo al llegar a esta capital; todos ellos cantautores que vinieron a escuchar al maestro Emiliano y de ser posible, echar el palomazo.

La noche inició con Memo Blues y su lira eléctrica que con sus canciones aguardientosas, nos bridó un poco de luz azul: Para de llorar/que vas a hacer llover/y tus lágrimas al caer/han formado el temporal -canta mientras parece vaticinar más lluvia y tristeza en esta temporada.

Luego vendría Jorge Gayou, joven cantautor que así como el son, el blues también suena en sus canciones propias. “Pues mi tía está desaparecida. Y se llama María del Rosario Soto. Y voló a Cd. Juárez y nadie sabe donde chigada madre está. Y que buen pedo. Pues buenas noches” -y comienza a cantar: ¿A dónde van los desaparecidos/busca en el agua y en los matorrales/¿Y cómo es que se desaparecen?/Porque no todos somos iguales...

Kivort es otro joven autor de rolas que van del rock urbano, la ranchera, la cumbia hasta el blues: Banda etílica. Buenas noches. Este soy: estas ruinas que ves -nos dicevoy a hacer una rola que escribí para una morra. Ustedes saben: yo pensé que entre ella y yo todo se podría y pu’s sí: se pudrío” -comenta y luego comienza a cantar: Se le acabó la gasolina a nuestro ray…

Llegaría el momento esperado. “El master de master” como lo definiera el Kivort. De hecho suelta la broma: “Yo ésto ya lo había dicho. No se si ustedes lo sepan pero ‘Emiliano es más grande que Jesús’ -y dirige su mirada al ‘master’- Ya estas en los cuarenta ¿verdad?”. Y todos sueltan la risa.

Buenfil toma la guitarra con cuerdas de metal a las que no está muy acostumbrado. A su lado, Memo Blues ya está listo con sus armónicas para acompañarlo con ésta rancherita: Al fondo de un vaso otra vez/nuestro yo está mi soledad/me está consumiendo con su sucia danza el alquitrán… Y al llegar al estribillo, sus jóvenes seguidores y pupilos, lo acompañan cantando. Algunos cierran sus ojos como para no dejar escapar el sentimiento que se consume en un vaso de mezcal: Corre, ve y dile que no se apure/que yo tuve de todo la culpa/que si tiene algo que reclamarme/ahí nos vemos al pie de mi tumba…

Más tarde, Memo Vargas, su primer pupilo, se agandalla la lira y el escenario. Se avienta un par de rolas de su autoría, entre ellas,  ‘La buena suerte’ a ritmo de son: Regálame tu beso Soledad/para comernos eso/y que no hay mejor remedio pa’ ese mal como un par de besos… Vargas está al palomazo con Blues en la guitarra eléctrica… Y ahí están todos, entre ellos yo, perdidos en la vieja casa de raya cantando, aliviando un poco los dolores del alma entre palomazos, buenas rolas y mezcal.

Emiliano Buenfil es un músico que continúa apostando a la música popular mexicana, a la música vernácula, a la cumbia y a la ranchera. Creador de lo que llama “música roñosa”, estudió en la Escuela Superior de Música del INBA. Hoy continúa un nuevo proyecto en Mérida, Yucatán llamado ‘Emiliano Buenfil y Canchil Tropical’, un proyecto en donde retoma la Trova Yucateca para reinterpretarla con otros ritmos latinos. Parece que todo marcha bien. Hasta ya hay propuesta de grabar un disco.

Emiliano Buenfil regresó a casa aunque no sabemos cómo, con esa calma que los años enseñan al estar picando piedra y reflejar el mundo en su música y lírica que a muchos les dá comezón, no por la roña y la suciedad que pudiera contener, sino por miedo a verse reflejados en ellas.

2 comments for “Emiliano Buenfil regresa a casa

  1. 16 junio, 2015 at 2:09 pm

    Como siempre mi estimado, geniales tus reseñas, lo mejor es que no solo captas la escena musical, sino todo su entorno, eso vuelve mágico tu trabajo mi queridisimo Rolando Calles (sabes que es de cariño), saludos y abrazos.

    Atte el Tepe 🙂

    • Orlando Canseco
      16 junio, 2015 at 2:11 pm

      Muchas gracias… Ya sabes… su lugar es mágico… 😀

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: