Entre juglares #2 de Jorge Islas

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 30 de julio de 2017. Jorge Islas, artísta plástico del Edo. de México, armó tremenda fiesta en el Foro Cultural El Cerrojo para seguir recabando fondos para su proyecto “Entre juglares, bardos y locos”, una noche muy intensa y llena de mucha música interesante.

El evento estuvo estuvo en galanado por Álex Guizar; Jesús Álvarado acompañado por Miguel Ramírez; el dúo El Hijo de Doña Paty acompañado de Leo Pacheco en el saxofón; por el potente trío comandado por Edgar Ruciles “Dogie”, que asombró bastante por el sonido y su funk/rock/”rupestre” y que calentó el ambiente muy bien.

Pero para calentar aún más El Cerrojo y humedecerlo un poco, llegaría La Coca, argentina con un espectáculo cachando y muy irónico; el Ensamble Rosacruz vino a prender el ambiente con su propuesta de música original pero con influencias renacentistas que puso a bailar a todo el mundo, muy recomendables, por cierto.

Gustavo Franco junto al escritor Israel Rodríguez llegaron con su espectáculo Versionando #9, música potente del primero con versos críticos del segundo. Francisco Barrios “El Mastuerzo”, se hizo acompañar de Gustavo Franco dejando, como siempre, un buen sabor de boca con rolas y choros del primero.

Fernando Medina “Ictus”, con sus rolas críticas, zapatistas y bien estructuradas, puso la tranquilidad en ese momento, siempre reflecionando sobre nuestro tiempo. Benjamín Rosas, cantautor, pondría su grano a esta recaudación de fondos con sus rolas. Hacs comenzaría la parte más espesa y más interesante del evento, un compositor con una larga trayectoria en el subterráneo y letras espesas, sexosas y con muy buen humor y sarcasmo.

Luego para continuar con esta parte, vendría Haydn Hernández que con su histrionismo, su feurte voz y su humor sucio, prendió a la banda de nuevo con el coro de su nueva rola “Intacto rectal”. Y para terminar y cerrar con gran fuerza V.I.T.R.I.O.L.
haría lo suyo con Miguel Ramírez en la guitarra y voz, Jonathan Díaz en el bajo, y en el cajón Tania que le da bastante bien. Un buen encuentro de músico que terminó en una buena velada. Suerte para Jorge Islas que sigo consiguiendo recursos para su proyecto de dibujar retratos de cantaurores que le han influido musicalmente.

A %d blogueros les gusta esto: