Espacio Cultural de la Organización Político Cultural CLETA

Por OPC Cleta

La Organización Político Cultural Cleta (OPC-Cleta), es un espacio de construcción y organización de trabajadoras y trabajadores del arte y cultura, independiente, abierto a toda la comunidad, que funda su trabajo en la voluntad de servicio.

El Espacio Cultural de la OPC-Cleta es un lugar que articula y proyecta los trabajos culturales —artísticos, periodísticos, pedagógicos, psicológicos— de nuestra organización, contribuyendo a la emancipación política, cultural y económica de la clase proletaria y los sectores excluidos. 

El espacio cultural está integrado por personas que han asumido la responsabilidad de construir alternativas teórico-prácticas de organización.

El espacio (que se ubicaba en la colonia Ex-Hipódromo de Peralvillo), tiene como fundamento los principios de nuestra organización: una postura políticamente independiente, puesto que no depende de ninguna ONG, partido político, organismo o institución y todos los trabajos están encaminados hacia la generación de un poder popular que responda a los intereses de las clases proletarias y excluidas; es también, culturalmente autónomo y diverso, porque usamos la capacidad creadora de todas nuestras/os colaboradoras/es para diseñar, producir y promover un arte libre y liberador, una comunicación periodística de información/formación crítica, una pedagogía y una psicología de la liberación que contribuya a la generación y reproducción de la conciencia de clase.

Finalmente, se ha establecido un modelo económico autogestivo, produciendo y distribuyendo los frutos de nuestro trabajo colectivo para autofinanciar distintos proyectos en el espacio.

Nuestros ideales radican en una lucha anticapitalista, antipatriarcal y anticolonial; de influencia marxista, que está en constante revisión de la construcción ideológica para la comprensión de la realidad capitalista actual y nuestro papel como trabajadores y trabajadoras del arte y la cultura en la configuración simbólica de los pueblos y sus luchas.

En sus inicios, el Espacio Cultural, como espacio físico albergó sólo a la Escuela de Cultura Popular de la organización. Sin embargo sabemos que los espacios físicos son nichos identitarios en la medida en que la vida de sus participantes se vincula y encuentra coincidencias, aunque también diferencias que nutren las comunidades y, en el caso de nuestro espacio, desde el amor y la generosidad.

La primera etapa se organizó desde cuatro áreas: Pedagogía: encargada de la revisión de los programas enfocados desde la pedagogía de la liberación de Paulo Freire; Crecimiento: encargada de la vinculación política y la generación de estrategias de acercamiento con la comunidad; Difusión: responsable de la publicidad y de elaboración de estrategias acordes a la población; Autogestión: encargada de la administración del espacio en términos económicos, dinámicas de trabajo internas, así como de la elaboración de estrategias económicas de auto sustentabilidad. Con la llegada de nuevas compañeras/os se fueron configurando nuevas formas y procesos comunitarios en los que han intervenido vecinos y vecinas, participando en las fiestas populares como los festivales del día de niños y niñas, posadas y kermeses, así como en los talleres, las funciones de teatro, música, danza, cursos de verano, peñas artísticas, conferencias, seminarios, atención psicopedagógica, psicológica, etc.

Actualmente el espacio se mantiene en pie de lucha, enfrentado múltiples cambios y acontecimientos mundiales que han demandado una reestructuración en términos de participación y proyección, no sólo de la comunidad, sino de las y los propios compañeros, así como en términos económicos. Dentro de unos meses cambiaremos la sede, pues los estragos de la pandemia han hecho mella como en muchos esfuerzos colectivos. Pero sabemos y confiamos en que la solidaridad de quienes conocen tanto el trabajo de 48 años de nuestra organización y el trabajo de 13 años del Espacio Cultural, se hará manifiesta para poder continuar con el trabajo presencial y la intervención comunitaria.

“Las aves del más dulce canto defienden su libertad también con garras”
Espacio Cultural de la Organización Político Cultural
Cleta

Ilustración Orlando Canseco
A %d blogueros les gusta esto: