Guerrilla Bang Bang: el arte como trinchera

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 22 de abril de 2014. Durante la marcha #EPN vs Internet, nos encontramos con Cuautli, integrante del grupo Guerrila Bang Bang, y aprovechamos para charlar con él acerca de este proyecto que tiene un poco más de un año de existencia. Entre consignas de repudio al presidente de México, nos platica: “Me llamo Cuautli y formo parte del colectivo musical que se llama Guerrilla Bang Bang”. Vemos que la marcha va creciendo. Nos preguntamos a la altura de la Bolsa Mexicana de Valores, cuantas personas habrá. No lo sabemos. Cuautli toma de nuevo la palabra y cuenta cuál es el objetivo del proyecto: “El objetivo principal es hacer del arte una trinchera, transgredir ciertas normalidades que están en el arte o de lo que nos dicen que es arte. Dar un mensaje real de lo que creemos que está pasando en la ciudad al tú por tú. A partir de ahí, entrarle a las discusiones de una manera teórica de la realidad”. Cuautli va mirando al rededor. Las consignas suben de volumen. Él también lo hace y continúa: “El proyecto lleva como año y un mes. Ha sido un vaivén de cosas: para qué va a servir la forma organizativa, qué se va a delimitar en Guerrila Bang Bang, si es sólo un proyecto musical o va a transgredir sólo la música para convertirse a la calle”. Pasamos la glorieta de la Palmera. El cielo amenza con llover. El ambiente se refresca. Cuautli respira y habla de cómo está integrado el colectivo: “Mira, ahorita somos tres personas que tocamos un instrumento y rapeamos. Hay otro guitarrista. Va a entrar un bajista. También hay otra banda que está incluida en la ‘guerrilla’: es la que nos graba, la que nos apoya en transportar cosas. No nada más somos nosotros: es todo un colectivo del que estamos partiendo”. Los recuerdo en la Estela de Luz vestidos de mujer y máscaras de luchador en el rostro. Aún se escuchaban novatos. Ahora ya tienen un proyecto dando noticias en rap, lo graban en video y lo suben a la red. Cuautli empieza a hablar antes de llegar a la siguiente calle: “Salió a partir de ser más activos, de que la banda tenga la información más reducida, porque vemos que no investiga que está pasando. Cada semana estamos lanzando una rola que son noticias. Se trata de decirle a la banda ‘ya deja estas cosas de estética que nos han dicho, ahorita está pasando ésto: quieren censurarnos por Televisa, quieren el monopolio, quieren censurar el internet, quieren todo. Es llegarle a la banda más directo y las noticias es uno de los vínculos que vamos a utilizar”. El entusiamos continúa entre los manifestantes, Estamos a punto de llegar al cruce con la avenida Insurgentes. Para finalizar la charla, le pregunto: ¿El hip-hop es el nuevo corrido en la música? Cuautli, guarda silencio, medita un poco y me dice: “Yo creo que sí. Es una forma de verlo. Simplemente el corrido era narrar o hacer crónicas de eventos. Creo que sí se podría utilizar de esa forma, pero creo que lo mejor es utilizar el arte como herramienta para comunicarse con la sociedad. Creo que de eso trata tanto el corrido como el rap”. Terminamos justo a tiempo. La gente se va conglomerando a las orillas del Senado. Comienza a llover y nos perdemos de vista, seguros de que nos volveremos a encontrar en las calles de esta ciudad.

Aquí les dejamos algo de su producción:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: