Histeria Femenina Reloaded

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 5 de agosto de 2017. Por fin una nueva edición de Histeria Femenina que se dejó escuchar en el MF 246, allá en la colonia Roma. Cuatro grupos de chicas que desde hace por lo menos cuatro años están dándole a la música.

Mucho más integradas, haciendo frente al machismo de la escena del rock que sigue imperando, la colectiva Histeria Femenina ofreció un intenso concierto con rolas desparpajadas, bailables, rockeras, de mucho humor y sarcasmo, sin dejar de lado temas como los feminicidios.

La primera banda en abrir esta edición fue Las Betty Punk que para sorpresa de todos, traían vestido, y hasta moñito en la cabeza. Hermosas todas, no dejaron de ser quienes son: una chicas muy punketas, desmadrosas, desenfadadas y bien banda. “¿Le puedes subir un poco más? –pide Peny al ingeniero de sonido–, es que ando como bien madreada. Pero nada más son las chingaderas de los tacones. Ja ja ja”.

Pero sigue en el desmadre Penny: “Somos Betty Punk y somos unas mujerzuelas el día de hoy. ¡Gracias! Y perdónenos por haber venido”. Penny continúa echando desmadre: “Oigan ¿podemos hacer un truco secreto? Nos falta agua santa”; “Nos van a correr” le contesta Champy; “Me vale verga. No sean así” dice Penny, y de su pecho saca una botellita que de inmediato se la lleva a la boca y dice: “¿Nos podemos sacar mi jarabe para la tos señor del 246? Gracias por no ver el puto partido y estar aquí”. Una sesión de puro punk de a de veras.

Luego vendrían Las Kira con ese rock maldito que llevan en sus respectivos instrumentos y su propia voz. Su ritual comienza con un machacante ritmo de batería en manos de Zianya; Diana nos saluda y dice: “Nosotras somos Kira. Estamos muy felices de compartir hoy otra vez con todas nuestras amigas, amigochas, mongochas. ¡Aquí Las Betty Punk! ¡Por allá andan Las Navajas! Hoy conocimos a Makila 69”. Desde las barras de metal, Nidia Barajas de Makila 69 se queda escuchando atentamente a todas ellas, al igual que Alas, el segundo integrante. Quedó encantada con Las Betty Punk; y ahora con Kira que se desenvuelven libremente en el escenario.

Paulina, bajista de Kira después de la segunda rola, comenta: “Quiero ser más guapa, más rica, quiero ser más talentosa, quiero ser menos sudorosa, quiero ser más deseable, y quiero ser menos susceptible a que me maten”. Diana agrega melódicamente: “Y no sólo somos feminista, también somos conscientes. De que a todos nos discriminan porque somos la clase baja” y a ritmo de batucada siguen cantando “Eh, eh, eh. Porque tú a mi me discriminas papito querido, porque no tengo un Roll Royce del año cincuenta y cacho”.

Después vendría Makila 69, dueto de Cd. Juárez y Tijuana y que después de un largo viaje por Centro America, Nidia dice: “Muchísimas gracias por invitarnos. Estamos muy felices. Nosotros somos la Makila 69. Makila lo escribimos con «k» y el «69» todos los días cada vez que se puede”. Este grupo tiene bases electrónicas, un bajo en manos de Alas; y en la guitarra Nidia Barajas. Vienen acompañados por el magnífico guitarrista Eratóstenes Flores, que le imprime más energía a sus rolas.

Y Nidia comienza con su rola “Este día” y nos dice de ésta: “Comenzamos con esta canción que se llama «Este día», escrita justamente aquí en la Ciudad de México hace algunos meses. Dedicada a todas la mujeres que se atreven hacer con su vida lo se les da la gana. Tengan una linda noche”. Y Makila 69 comienza a cantar: Este día, este día, sólo quiero cantar/gritar tan fuerte que ya ni siquiera pueda escuchar/las voces de los que me dicen como debo acturar/Yo no soy nadie de nadie/yo no soy nada de nadie/yo no soy nada de nadie…

Y para cerrar la noche, Las Navajas aparecerían con su rock filoso. Demetia Sinner en la voz y guitarra; Greis en la batería y Meztli en el bajo. Demencia dice contenta: “¡Ay wey! De repente hay mucha gente ¿Qué pedo?”. Greis toma el micro y dice: “¡Buenas noches! ¡No! ¡Buenos días, madrugadas a todos! Hoy ya es domingo sépanlo. Nosotras somos Las Navajas. Gracias por esperar. Gracias a todas nuestras amigas por estar tocando esta noche en Histeria Femenina”.

Las Navajas prenden y siguen prendiendo la noche de histeria. Un power trío. Las rolas van una tras otras, casi no hay pausas. “Vete de aquí” pone a los que estamos ahí a bailar, y a sudar. Dementia le da al requinto intenamente, Meztli ya con más soltura le da al bajo y Gries concentrada en su batería para darle ese punch rokero. Ella dice: “No los vemos destruyendo el lugar. Pero bueno, ya nos vamos ¿no? ¡Cámara!”.

Histeria Femenina es un evento que tiene tres años de vida aproximadamente. Hoy tiene un manifiesto que leyeron todas y cada una de las agrupaciones participantes en esta noche. Entre ellas hay sororidad, acompañamiento y un respeto por su propio trabajo. Son conscientes de su tiempo y una dignidad que fortalece su trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: