Indiscipline: un nuevo colectivo de bandas emergentes

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 23 de octubre de 2015. Indiscipline es un nuevo colectivo “de bandas de la Ciudad de México” que organizará eventos, difundirá música emergente, principalmente rock “en sus vertientes más experimentales” y que mezcle “elementos tecnológicos como la música electrónica y géneros a fines”, comentan en su portal de facebook.

Indiscipline surge por una fractura con el colectivo Noise Affair en este mismo año, tomando la batuta Muuk, una de las bandas más interesantes de rock experimental que existen en nuestra capital mexicana. Con ellos al frente como organizadores, este viernes hicieron su debut con tres bandas emergentes: The Monolites, Deimusaranea y Tajak.

Indiscipline logró su cometido: caer en la indisciplina sonora con sus altos decibeles en el Laberinto Cultural Santa María, una amplia y antigua casa porfiriana que lleva funcionando aproximadamente seis meses, y que además, tienen la amabilidad de proporcionar el equipo necesario para que las bandas invitadas suenen, lo que les da un plus como lugar alternativo y barato.

La noche fue sensacional escuchando a tres propuestas interesantes, aunque la juventud de The Monolites no les permitió sacar lo mejor de si en esta ocasión por la molestia de los administradores del lugar que se sobre saltaron por el alto volumen a que tocaban estos.

Deimusaranea llegó sólo con dos integrantes: Antonio Escamilla en la guitarra y Ramsés Guevara en la batería, prácticamente la base del proyecto. Sin inmutarse, ambos hicieron lo propio con sus largas rolas llenas de cambios de ritmos que te atrapan inmediatamente. Se extrañó el sonido del saxofón de Itzel Salinas pero, al escucharlos así, se da uno idea de cómo fueron armando sus rolas.

Por último llegaría el trío bajacaliforniano Tajak que incursiona en el llamado drone rock/shoegaze. Una música experimental y de una energía tremenda que hizo que los presentes quedarán hipnotizados, y los administrativos del lugar, preocupados por sus altos decibeles sonoros. La banda está compuesta por batería, bajo y guitarra, con influencias del krautrock, psicodélico, drone, shoegaze, ambient, punk, dub. Por cierto, acaba de lanzar su primer álbum llamado “Tajak” que fue lanzado de manera independiente en febrero de este año.

Indiscipline viene con muchas ganas de hacer ruido, de organizar tocadas con bandas interesantes y en lugares modestos. Y con esa indisciplina pueden llegar bastante lejos.

A %d blogueros les gusta esto: