Infancias (editorial)

Por Orlando Canseco Martínez*

“Érase una vez/un lobito bueno
al que maltrataban/todos los corderos”
-El mundo al revés-

¡Hola querides amigues! Una vez más les saludamos con mucho agrado desde nuestro FANZINE ESPECIAL #6: INFANCIAS. Estamos muy contentes de que nos lean y esperamos sus comentarios, no sólo de este número, sino de los anteriores 5 a nuestro correo de [email protected]. Sería muy interesante saber sus opiniones.

Pero vayamos a nuestro tema de este fanzine especial: la infancia, ésa época de emociones, experimentaciones, preguntas e imaginaciones que vamos construyendo día con día desde que nacemos con las muchas o pocas herramientas que nos dan o vamos encontrando en nuestro camino. La infancia a pesar de todo, no ha sido una edad de luz y alegría, también existen sombras que la apagan o la marchitan.

Según el “Informe Anual 2019: Avances y desafíos para la niñez y la adolescencia en México” (publicado en el portal de Infobae en julio de 2020), nos dice que “de los casi 126 millones de habitantes que se contabilizaron en 2019, 39.8 millones son niñas, niños y adolescentes de los cuales el 49.6% viven en situación de calle, 80% de los menores en 6º de primaria no alcanza los aprendizajes esperados para su nivel educativo, 63% de los niños entre 1 y 14 años han sufrido algún tipo de violencia en el hogar, 35.6% de los menores de entre 5 y 11 años padecen obesidad y sobre peso, y 18% de los niños que tienen menos de cinco años no tienen un adecuado nivel de desarrollo”.

A todo esto, según la Unicef, el 60% de los menores en nuestro país carece de acceso a seguridad social; mientras que la niñez indígena, sobre todo de comunidades de alta y muy alta marginación, enfrenta serias dificultades en el acceso a la eduación. Al mismo tiempo alertó que en México seis de cada diez niñas, niños y adolescentes “han experimentado algún método de disciplina violenta en el hogar”, uno de cada dos “ha sufrido golpes, patadas o puñetazos en su escuela”. Y lo peor: se registran 4 homicidios de niñas, niños y adolescentes cada día”.

Como podemos ver, sigue existiendo un panorama obscuro y violento para nuestras infancias de hoy en día. Algunas de ellas que podemos controlar y erradiar de nuestros hogares o nuestros centros de trabajo. Sin embargo, falta mucho mientras se continúe la cultura de adultocentristo; la explotación sexual, la trata y pornografía infantil; la hipersexualización infantil y la violencia física encontre de las niñas, niños y adolescentes.

Va este número dedicado a la infancia y echar un poco de luz a esta penumbra terrible: once textos que nos invitan a mirarla, escucharla y sobre todo, a construirla de otra manera y no solamente en azul y rosa.

ORLANDO CANSECO MARTÍNEZ
Director

A %d blogueros les gusta esto: