La Bruja y sus conjuros: una propuesta musical binaria o transgénero

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 5 de junio de 2014. Este fin de semana tuvimos la oportunidad de asistir al primer aniversario de El Rancho Electrónico, un espacio donde la cultura urbana, la tecnología, la política, la música, lo autogestivo y la diversidad sexual convergen.

En este espacio, nos encontramos con diversas bandas musicales de las cuales, nos llamó la atención una: La Bruja y sus conjuros, un cuarteto de la Ciudad de México que interpreta huapango, son jarocho, son de Tarima, sones de Tierra Caliente, música vernácula y latinoamericana.

Vestidos con sarape y traje de charro, tocan y cantan canciones como La Tequilera que lleva a los escuchas a cantar fuerte ese dolor atravesado. Lo interesante de La Bruja y sus conjuros es su reapropiación de la música de “hombres cabales” para cantarle al mismo género sexual, lo que su vocalista Octavio Mendoza llama “onda transgénero”. Para saber más sobre este interesante proyecto realizamos una pequeña entrevista a este músico.

MH RADIO: ¿Cuánto tiempo lleva el proyecto La Bruja y sus conjuros?

LA BRUJA (Octavio): Lleva aproximadamente tres años. Bueno… más bien dos años. Ese es el tiempo que hemos trabajado.

MH RADIO: ¿Qué es lo que se proponen con este proyecto?

LA BRUJA: La Bruja y sus conjuros se propone interpretar música de la tradición mexicana; acercarnos a la época de los (años) 30, 40; a la música de Lucha Reyes y tratar de intervenirla en el espacio musical con una acción, con un performance. Tratar de hacer un poco de modificaciones a la música tradicional mexicana como son los huapangos y al mariachi tradicional. De eso se trata.

MH RADIO: A lo largo de la historia de la música mexicana, sobre todo en la canción ranchera, existe un tinte machista. Vemos que tu personaje de charro es todo lo contrario: es muy femenino. ¿Qué es lo que te propones al caracterizarte con maquillaje en el rostro, tocado floral en la cabeza y vestido de charro?

LA BRUJA: La música mexicana tiene un peso en la parte del machismo, sobre todo al comienzo de la música tradicional. Los sones mexicanos nacen donde los hombres solamente pueden tocar y donde las mujeres sólo bailan: las mujeres no pueden tocar.

“También está la parte de no ser bien vista la homosexualidad, las preferencia alternas del ser humano. Nosotros tratamos de abrir esto a más espacios, sobre todo nosotros: yo como hombre cantarle a un hombre una música ranchera y Daniela cantarle a las mujeres, esta parte de la onda transgénero.

“Yo me considero una persona transgénero. Yo no tengo problema si me identifico como hombre o como mujer en la sociedad, eso es totalmente abierto. Hay dos compañeros que son Momo y Ulises que también hacen una intervención igual, jugando con estos roles, estos roles de la transexualidad.

“Lo que nosotros tratamos es de abrir los espacios, abrir la música a toda la gente. Igual yo al tratar de maquillarme como mujer y usar flores. Este contraste de traer un traje de mariachi y tener barba abundante a la gente le produce un shock. Estamos acostumbrado a ser hombres o a ser mujeres y no a ser como una parte binaria que es la que nosotros estamos tratando de proyectar a las personas”.

MH RADIO: ¿Quiénes integran a La Bruja y sus conjuros?

LA BRUJA: Tenemos a Dani (Daniela Olmedo) en la voz y las armonías; a Joel Olmedo en las armonías, voz, vihuela y jarana; a Sigfrido Ozelopan en el tololoche y en el requinto jarocho; a Momo, Ulises y Demetrio (Deme) que están en la intervención del espacio musical; y yo Octavio La Bruja estoy en el arpa, el violín y la voz.

La Bruja y sus conjuros hacen gala de su experiencia y juventud para ofrecer al público un recorrido musical atrevido y extravagante, utilizando el performance como medio de interacción con la gente y a su vez como forma de manifestación, utilizando sonidos totalmente citadinos y ofreciendo en cada interpretación, características que se ajustan a las necesidades de nuestros tiempos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: