La calle se lo come todo: música y foto

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 9 de diciembre de 2017. Una gran fiesta de cumpleaños se celebró este sábado en el RUSTIK BAR de la calle de Donceles #88, Centro Histórico, en donde hubo exposición fotográfica y música.

Aunque nunca hubo una presentación formal acerca de la exposición de fotos y sobre todo de los fotógrafos invitados durante el concierto, la exposición “La calle se lo come todo” fue un trabajo que presentó la mirada de cuatro fotógrafos emergentes de la Ciudad de México. Ésta estuvo a cargo de los fotógrafos Azael Ocre y Érika Arias, organizadores; por Antonieta López con su serie “Andares” que entre ellas sobresalió una foto en donde se ve pintada la bandera estadounidense entre bardas derruídas, una foto excepcional por su simbolismo anti-imperialista; y la serie fotográfica de este reportero que llevó el nombre de “Estatuofilia”, basada en una canción del desaparecido grupo “Boleto del Metro”, cuyo tema se llama “Estatuofilia”, que habla acerca de un personaje de la ciudad enamorado de la estatua de la Diana Cazadora.

En cuanto a la música, hubo varias y excelentes propuestas. La primera, ya conocida por Música Híbrida, fue Belafonte Sensacional, que con su folk acá, abrió la noche en solitario y pidiendo que se apagaran las luces para que los visuales pudieran disfrutarse. “Tengo un poco de envidia porque yo no puedo ver a ustedes”, comentó en broma Belafonte.

Luego seguiría la argentina Estefi Areas con su proyecto de música pop que es divertido y lleno de humor, porque como ella dijo: “Los que me conocen saben que yo crío muchas canciones sobre mis ex-novios, pero ésta, éste es mi ex-novio por excelencia. Esta canción se llama «Martín»“. Estefi canta, compone y toca la guitarra acústica. Ella nos pone a cantar con su música alegre y simpatía.

Por su parte, Andy Mountains llegó sorprendiendo en un inicio (dos minutos, aproximadamente) con un poco de “ruido experimental”. Después diría, adjudicándose un discurso “queer”: “Háblenme de ustedes. Cómo les va en su vida. Yo estoy seguro que… bueno, estoy convencida que ustedes no pueden olvidarme”. Y aunque no quedó claro hacia donde iba, Andy cantó canciones de Juan Gabriel, Lupita D’alessio o Gloria Trevi.

La revelación de la noche fue el grupo de punk rock Teresa Cienfuegos y Las Cobras, con letras intensas, desmadrosas y valemadres. Capitaneado por Pedro (exNegrete) en las letras, guitarra y vos; la sensacional Zianya (Vinylators, Los Leopardos, Drama Queers, Kira y Las Malditas -hoy Kira-) en la batería; Belafonte Sensacional en la segunda guitarra y coros; Andy Mountains (ex Las Izquierdas) en el bajo eléctrico y voz; y Fiebre Andina en los coros y pandero; esta noche fue su debut y en verdad que la aliniación es una fuerte dosis de rock, punk y desmadre. Una banda bastante original que refresca el ambiente musical emergente. Oíganlos cuando se presenten, vale mucho  la pena.

Los Cogelones, otra de las bandas favoritas de Música Híbrida, conquistó el corazón y el cuerpo de los presentes. En esta ocasión, sin tanto espectáculo como el que dieron en el Museo del Chopo, Los Cogelones siguieron mostrando raíces mexhicas en su rock experimental, al que le agregan sonidos de instrumentos prehispánicos y una filosofía mexhica que se reflejan en cada una de sus canciones. Su música hizo bailar a todos que ya se habían entregado a la banda anterior.

Para cerrar la noche, llegaría Midi Pipe con su sonido electrónico y cumbiero, con rolas retro en español que a más de uno hizo bailar y recordar su infancia, con rolas que seguramente escuchaban sus mamás o papás. En los videos o visuales que acompañaron a cada uno de los proyectos musicales, estuvieron AZAEL OCRE, EVELYN EXCESS, DANIEL VALDEZ PUERTOS y ANDREA GRAIN HAYTON. La noche se la llevaron Los Cogelones y Teresa Cienfuegos y Las Cobras.

 

A %d blogueros les gusta esto: