La Canción en Rebelión

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 16 de junio de 2018. Este sábado en el restaurante Los Rollos Chilangos se llevó acabo el evento La Canción en Rebelión, organizada por el colectivo La Bohemia Subterránea con el objetivo de recabar fondos para el Campamento Internacional de la Juventud Democrática, Antifascista y Antiimperialista (CIJDAA).

En esta noche participaron el comunista duo de rap La Otra Rima (CDMX) que hacen música que está “encaminada a las juventudes antifascistas, a las mujeres y los hombres que diario se levantan a trabajar, que trabajan jornadas de doce horas y que al final de cuentas nos representa como clase”.

El trovador Antonio De Marcco (CDMX) se aventó “una rolitas en ese tenor” de La Otra Rima, rolitas con tématica social y política. Arturo Ugartechea (Chiapas) cantó “unas cuantas rolitas que retratan un poco las luchas que se llevan acabo allá en Chiapas”.

El rockero urbano Pavel Pastiche (Ecatepec, Edo. de Méx.), nos vino a cantar unas canciones urbanas, sobre desaparecidos, abusos y algunas de ellas, divertidas. Con mucha ironía, nos dijo: “Es bien chingón venir y tocar aquí con los compañeros porque siempre que vengo con ellos me dicen «oye wey, ¿tú tocas rock no wey?». Y cada vez que me voy a tocar con los rockeros me dicen que si toco trova. ¡Qué no mamen! ¿Qué pedo no? Luego me dicen «¿Y tú que tocas wey?». Sepa su chingada madre que toca uno”.

El Lobo Estepario (CDMX) vendría con un pop oscuro, azotado e incómodo, con letras que hablan del desencanto social y la existencialidad de la vida. El trovador contemporáneo Miguel Ábrica (Ecatepec, Edo. de Méx.) sorprendería con su trova contemporánea, con buenas letras y buena ejecución en la guitarra. Y por último, y como anfitrión, cerraría la noche El Charlie y Los Gatos Cósmicos (CDMX) integrado pro Carlos Reyes, El Gato Soto y Lmomentum. Ellos interpretaron canciones de rock urbano que hablan de la soledad, el sexo y la lucha social de las calles de la ciudad.

Un interesante evento con una diversidad tanto músical como de canción que nos revela, que no todo es romanticismo y cursilería en un país como el nuestro en que la explotación, malos salarios, jornada largas de trabajo y el mal funcionamiento de las instituciones, son problemas que sirven de marco e inspiración a todos estos proyectos musicales subterráneos.

A %d blogueros les gusta esto: