La cumbia se apoderó del Dirty Sound

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 26 de febrero de 2016. La noche comenzó tarde pero muy atinada. Estábamos en la planta superior del Dirty Sound donde el escenario ya lucía diversos instrumentos de percusión. El lugar poco a poco se iba llenando y como siempre, era un gusto toparse con la banda conocida y que estaba dispuesta a escuchar la escena de música que esta noche fue desde la experimentación, la cumbia peruana, danzón retro hasta una mezcla de hip hop/cumbia/electrónica.

El primer grupo fue Aglo Dúo, una banda integrada por el italiano Alessio Giuliani en la batería y por el mexicano Luis Ortega en el bajo, una agrupación que llevan ya cinco años en la experimentación musical, un ensamble que sobre sale en una escena llena de cumbia y ritmos latinos. Para Giuliani esto no es ningún problema ya que “en realidad no hay mucha diferencia”, nos dice, “justo lo que queremos sacar con gente que trabaja música y ritmos más tradicionales o más rígidos, en el buen sentido, es exponer una forma llevada al extremo o empujada al extremo”.

Su música es una propuesta de dos largas piezas de loquísima experimentación con batería (elaborada por el mismo Giuliani) y bajo eléctrico con efectos de pedales. Giuliani se desvive improvisando ritmos en su pequeña batería que parece de juguete, raspa los diversos platillos que tiene, vocifera en los parches de los tambores mientras Ortega en el bajo va tejiendo diversa melodías que en un momento pareciera un tren enloquecido. Para la segunda pieza, ambos músicos fueron acompañados por el sexofonista norteamericano Feike De Jong que es todo un músico de improvisación.

Vendría la numerosa banda llamada Valentina Conde & Su Santa Voluntad que con material muy emparentada con la cumbia psicodélica peruana, llenaron de fiesta y baile esta noche. La banda se origina desde hace un año con músicos de Chile, México y Colombia, aunque como nos dice Jorge (guitarra acústica), el ensamble actual lleva seis meses. Su música es festiva, de baile, muy popular aunque no está ajeno a las expresiones sociales y políticas.

Valentina Conde… presenta un set de hora y media de cumbia en sus diversas formas (cumbia chicha, andina, villera, etc.) prendiendo a la banda que ya llenaba el lugar. Después de su primera cumbia, su vocalista Valentina Conde dice: “Gracias gente querida. ¡Salud a todos! Sean felices, tomen cerveza. Que bueno son los viernes y es un día súper bonito porque hace como un año, nosotros por primera vez tocamos en público y fue en el Dirty Sound. Así que estamos súper contentos de festejar este acontecimiento”. Y durante 90 minutos así lo hicieron, luciendo la guitarra acústica y eléctrica, las congas, el güiro, el bajo, los teclados casi sementeros y la voz de Valentina.

Para darle un poco de más extrañeza a la noche, vendría el grupo La Redada con su danzón/chachá/psicotropical que lleva poco más cuatro meses de integrado. Con un set de casi 50 minutos, La Redada le dio un toque retro a la noche, con sus covers de los años cincuenta pero con una onda mucho más contemporánea y efectos que parecieran sacados de una película del Santo Enmascarado de Plata. Un proyecto interesante con un buen sabor y modesto sonido que te pone a bailar por un buen rato y ganando la aclamación de los presentes.

Ya pasadas las tres de la mañana, cosa inusual en un lugar como el Dirty Sound, la fiesta continuaba con el grupo proveniente de Perú: Tunche Soundsystem, una banda que se originó desde el año 2009 con integrantes de diversas nacionalidades y que viene con una propuesta musical que mezcla cumbia, ragga, dub y punk. Además, sus convicciones políticas las dejan muy en claro con un discurso en contra del sistema social y que le apuesta a la diversidad social.

Bases electrónicas, ritmos latinos, percusiones en vivo, cumbia y un buen hip hop es lo que ofrece Tunche Soundsystem con letras de “conciencia social”. “Buenas noches gente del Dirty Sound. Queremos dar gracias a la gente de Valentina Conde por invitarnos, a la gente de La Golden Acapulco por abrir el espacio” dice agradecido el vocalista. Más tarde, Tunche Soundsystem echo palomazo con dos de las Batallones Femeninos que andaban por ahí.

Una buena noche de propuestas con agrupaciones por demás emergentes, multiculturales y que encuentran en la música un elemento de expresión y de cambio social.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: