La Fiesta Marrana calentando la próxima muestra de cine porno

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 16 de mayo de 2015. La Fiesta Marrana o la Horchi Party fue el pre ámbulo para la séptima edición de la Muestra Marrana, ciclo de cine, investigación y pláticas sobre la pornografía que se llevará acabo en la Ciudad de México los días 2, 3, 4, 5, 6 y 7 de junio en el Ex-Teresa. La clausura se llevará acabo en el Multiforo Cultural Alicia con performance y música en vivo (Las Izquierdas, La Bruja y sus conjuros, La Orrorosa y Dj Guagüis ‘Ali Gua Gua’).

Me costó trabajo llegar a Casa Gomorra. Estaba seguro que era a pocas calles del metro San Antonio Abad. La lluvia estaba de necia pero no era para preocuparse hasta que pasé casi una hora bajo la lluvia sin poder dar con el lugar. ¡Maldita sea! Ya estaba hecho una sopa. Tuve que verificar nuevamente la dirección para darme cuenta que me había equivocado.

Llegué a la calle de Bolívar. Pasé Isabel la Católica. Eran las once de la noche y yo preocupado por lo tarde que era. Había posibilidad de no poder entrar. Ya saben. Casa Gomorra no es cualquier lugar y por ende, se llena rápidamente. Por fin dí con la casa empapado. Toqué la puerta blanca y ahí estaban los organizadores, atentos a cobrarte y sellarte «tu manita» por si sales del lugar.

Prácticamente el lugar estaba lleno cuando llegué. Tuve que quitarme la chamarra porque dentro del lugar el calor era intenso. Al primero que reconocí fue a Thompson, guitarrista del grupo K Pasa USA que me saludó amablemente con su acento agringado. Me dijo que ésta ocasión era el debut oficial del grupo. Él vestía normal. Le pregunté a qué hora tocarían. «A las once, pero aún no ha llegado el amplificador de la lira».

Luego llegaría Malena, su hermana tan alta como un mástil. «Estoy un poco nerviosa» me dijo mientras bajaba la mirada para verme. Estaba ansiosa. Su presentación tardaría más tiempo. Mientras disfrutabamos de la música, de los videos pornos que se proyectaban en la pared principal de la casa. Ellos fueron por sus respectivas cortesía que contenía cerveza y mezcal. Yo fui a formarme para hacerme de una cerveza.

Haku, el encargado de la programación de la música por computadora de K Pasa USA, me acompañó por un buen rato dentro de la casa. Me ve tan empapado que me ofrece una de sus camisetas que trae puesta. Le agradezco el gesto pero no era necesario. En realidad la chamarra que traía fue lo suficientemente buena para no dejar pasar agua a mi cuerpo. No había corrientes de aires así que no corría el riesgo de enfriarme.

La Fiesta Marrana comenzó con el performance «El conejito cogelón» o algo así. La acción es dos chicos: uno a la Marilyn Manson (al parecer) y el otro con máscara de conejo y calzón azul. Marylin acerca un plato al culo del conejito y le «saca» una sustancia roja llena de «lombrices». Se las lleva a la boca y la «sangre» le corré por la comusiras de los labios.

Baja del templete y se interna en la gente que los ve. Ofrece las «lombrices» a dos hombres que se las comen con un gusto impresionante para después, besarse intensamente y retregarse la «sangre» en cada uno de sus rostros. Una chica no lo puede creer y gesticula asqueada. Hay más personas que desean tragarse los «animalitos» del conejito. Otras más se abren y se hacen a un lado para no comerlos. La Fiesta Marrana había comenzado.

K Pasa USA está listo. Gritos y aullidos los reciben, sobre todo aullidos. «¡Échale güera!» se le escucha decir a un chico. Haku se aposenta en su compu del lado izquierdo, Malena queda en el centro y Thompson del lado derecho casi apretujados en la pequeña tarima. Malena sube a la mesa que de improviso se convierte en otra tarima que se mueve con sus pasos con el riesgo de caer.

El sonido no es suficientemente bueno. Faltan graves pero es comprensible. Ante un lugar pequeño donde todos quedamos más que apretujados, el sonido tiene riesgo de hacer feedback. «Mira -nos dice Malena- esto sólo va a funcionar si ustedes realmente participan. ¿están listas?» grita con su acento norteamericano. «¡Yeeeeeeee!» -gritan todos. «Mira: cuatro pasos -insiste Malena- cuatro pasos. Cuatro tiempos por cada paso. Todos rodilla. Todos rodilla. Todos rodilla. Todas tienen que hacerlo. Todos rodilla. Todos rodilla. Todos rodilla. ¡No las veo!» va instruyendo Malena mientras desde la mesa da una especie de clase de airobic. Es la canción ‘Fascista zumba’. K Pasa USA da lo mejor de sí.

Por último vendría Playback Marrano, una especie de concurso donde Conejo, Jenny, Julieta, Federico y Sergay cantan y bailan una rola. La mejor coreografía y el mejor empate de voz con la música sería el ganador. Así que se sueltan por casi cuarenta y cinco minutos, un duelo entretenido y sensual, en algunos casos. Se lo lleva una chica con una canción brasileña y que además fue acompañada con tres amigos más. Como premio, le dan un botella de mezcal. Lo abre y comienza a convidarlo con sus amigos. A mí de invita dos tragos. Y con eso tengo para toda la noche. La barra está cerrada y comienza el ritual de correr a la gente del lugar.

La Fiesta Marrana o la Horchi Party fue el pre ámbulo a la septima edición de la Muestra Marrana, ciclo de cine, investigación y pláticas sobre la pornografía que se llevará acabo en la Ciudad de México los días 2, 3, 4, 5, 6 y 7 de junio en el Ex-Teresa. La clausura se llevará acabo en el Multiforo Cultural Alicia con performance y música en vivo (Las Izquierdas, La Bruja y sus conjuros, La Orrorosa y Dj Guagüis ‘Ali Gua Gua’). Consulta horarios en http://muestramarrana.org/ o en facebook como Muestra Marrana.

 

A %d blogueros les gusta esto: