“La memoria y la palabra”: poesía contestataria

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 30 de junio de 2017. Este viernes en la librería “La Clandestina”, ubicada en la colonia Santa María la Ribera, se llevó acabo el evento poético “La memoria y la palabra”, un festival de poesía contestataria que se realizó en México, Palestina, Argentina, Chile y Perú simultáneamente.

El organizador del evento fue el escritor Cuautémoc Saucedo, mejor conocido por “Temok” quien nos dijo: “Me siento alagado de que los carnalitos del Colectivo José Revueltas, el micro y el macro de allá de Ciudad Juárez, hayan recurrido acá a su servilleta para organizar este pedo en el D. F. (Cuidad de México)”.

Al preguntarle a Temok quienes serían los escritores que participarían, nos comentó: “Le va a caer Daniel Jiménez del colectivo Son del Barrio de allá de Neza. Selene Chávez «Luna» de la Colectiva Arte en Resistencia. Roberto López Moreno que ya se ha aventado un buen rato en la resistencia literaria, siempre se ha mantenido en la izquierda y ha generado varias corrientes, varias propuestas poéticas; fue participe de la Fundación de Tepito Arte Acá, fundó los poemurales, hizo un tributo a José Revueltas, bueno, ha tenido un montón de chamba de este tipo y pues la neta sería chido que escucharan su poesía”.

Temok con voz baja, nos sigue informando: “También está aquí Miguel Ángel Aguilar Huerta, él es miembro del colectivo Jilote que tiene mucha relación con lo que se hacía en el canto nuevo y la resistencia de los setenta. Marisol Gutiérrez, igual ella pertenece al Colectivo de Azcapotzalco La Hormiga Roja y también ya lleva un rato en la resistencia y toda su poesía está dirigida a ésta”.

Al comenzar el evento, Temok anunció: “El día de hoy, vamos a aventarnos en cinco países distintos un desmadrito que va a ser precisamente leer poemas por «La memoria y la palabra», en cinco países que han sido muy golpeados tanto por la violencia como la jodidez, como por nuestros propios gobiernos. Vamos a hacer este ejercicio poético de no dejarnos por la vía de la palabra. En Palestina, en Argentina, en Chile, en Perú y aquí en México en dos ciudades (Cd. Juárez y Cd. De México)”.

El primero en comenzar es Daniel Jiménez con un poema acerca de la tragedia cuando todo parece ir bien: Me cae, lo juro, iba ganando/un beso, un abrazo, tu sonrisa/tu sonrisa era una azotea de barrio./Cuando te di la mano/yo me sentí el crack de la cuadra/un tercermundista Cristiano Ronaldo/me cái, lo juro, yo iba ganando…

El escritor Miguel Ángel Aguilar Huerta sería el segundo en recitar su poesía, que comenzó con narraciones cortas: Éste no es mi país. Se cobijó de la lluvia de balas debajo de un camión quemado, zumbaban los proyectiles cerca de su cabeza. Notó que le salía sangre de un costado. Aguantó el dolor y siguió arrastrándose. Ya le faltaba poco para llegar al mercado. Lo encontraron en medio de un callejón con bolsas de verdura, fruta, un trozo pequeño de carne y una lista de mandado…

Vendría Lorena Baker, diseñadora gráfica y del Colectivo de la Deslealtad, ella participaría con poemas del Colectivo José Revueltas de Cd. Juárez y con su poema “Leimotiv”: Hay tanta guerra dentro en mi cabeza/una violencia quieta mientras el ojo con videoshow que pasa la telera y desgracia impresa en papel del gráfico/un morbo que retuerce bien la tripa/ese dolor de otro que no son yo/despertando la gula canallesca del clan zombie en este caos urbanístico…

Marisol Gutiérrez del Colectivo La Hormiga Roja, nos dijo: “Gracias por estar aquí. Voy a leer este poema que se llama «Sin paz», que se presentó en el Festival de la Palabra”, y nos recita: No hay paz en los sepulcros/los miles que ocupan fragmentados las fosas clandestinas/silenciosos bajo la tierra esperan/sin identidad, entre cenizas confundidos/inquietos, buscan armar el rompecabezas de sus huesos desmembrados…

De la Colectiva Artes en Resistencia, vendría Selene Chávez “Luna”, quien nos dijo: “Yo soy Selene Chávez, mejor conocida como «Luna». Sí, soy de la Colectiva Artes en Resistencia pero antes que eso soy mujer. Habito Ecatepec, el municipio con más feminicidios desde hace muchos años después de Cd. Juárez, igual que casi toda la banda de «La Deslealtad» que hoy se ha dado cita. Somos de «ecatedeath» y sobrevivimos todos los días”. Y nos recita un escrito dedicado a las ancestras: Soy una hija de la tristeza/de la herencia del llanto de cien mil vidas pasadas/ta-tu-adas en cada arteria/que guarda distra-ída mi piel/quemada a latigazos ancestrales/a jalones y putazos en la cara/al mecate con que un caballo arrastró a mi abuela de la niñez/a la maternidad involuntaria/soy nieta de la chingada/trece veces chingada/once más dos muertos/menos el menor/Edipo sacremental…

El ante penúltimo fue Temok, organizador del encuentro que dijo: “Quiero agradecer a toda la banda que le cayó. Quiero ofrecer disculpas a todos los que pensaban que este desmadre por ser de protesta iba a ser un poco más solemne. La neta es que en México estamos tan hasta la madre de casi todo los que nos jode que aprovechamos cualquier momento para quitarle la solemnidad. Habrá quien no lo haga, habrá quien considere que aún hace falta mantener solemnidad en la resistencia. La resistencia es solemne y es digna por sí misma. No hace falta ponerle más de nuestra cosecha. La resistencia es resistencia y por lo mismo no tiene de otra, tiene que ser digna”. Temok comienza recitar “Juicio final”, texto suyo: Y si despierto solo/después de que el diluvio de odios macroeconómicos destruye la vida bíblicamente/después de que se hunda la desesperanza el último humano/después de que los sobrevivientes coman de sus propios muñones…

Para cerrar la sesión de esta noche, vendría el escritor Roberto López Moreno que recitó: Chiras/chiras/chiras/chiras/tú y yo ya/chiras/te frío entre las piernas/y como tú y yo y sabemos/cuando chiras, pelas… Un segundo poema de Roberto López fue “México siglo XXI”, que recita como vendedor de la calle: Estufas, lavadoras, microondas o algo de fierro viejo que vendan/culebrea ondulatorio el rango instrumentado/González ondula/López escucha/ondulas citaditas/escucha citadotas/Parararará…

La tarde noche fue un encuentro interesante con voces que denuncian la violencia de estado, las precariedades de la vida, los feminicidios o la muerte provocada por el sistema económico imperante. Cada poeta con su estilo, cada poeta con su propia voz, nos hablan de las realidades que les han tocado ver o experimentar en carne viva.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: