La Mosca: 20 años de vuelo importuno

Primer número de la mosca en 1994

Primer número de la mosca en 1994

LA MOSCA celebró el pasado mes de febrero, sus primeros 20 años de vuelo, aunque durante ese tiempo, dejó de hacerlo tres veces. Aún así, ha logrado levantarse una vez más a partir de julio de 2013.

Hugo García Michel, director de la revista, comenta en su editorial Ojo de Mosca (número 7, febrero, 2014): “Hace justo veinte años, nacía La Mosca en la Pared, una publicación que desde su primer editorial se declaraba a favor de un nuevo periodismo rocanrolero y musical, mismo que apostaba por la claridad, la crítica, el profesionalismo, el sentido del humor, el buen manejo del idioma y la inteligencia”.

Efectivamente, si La Mosca… logró tener un buen capital cultural, no sólo fue a partir del periodismo y crítica que realizaba hacia la música, en especial, al rock mexicano y su frágil industria, sino por el humor irreverente que venían ejercitando Fernando Rivera Calderón en sus primeros cuentos publicados aquí; o Armando Vega Gil con su columna Confesiones íntimas de un guacarroquer.

Número 7 de la segunda época, 1996

Número 7 de la segunda época, 1996

 La Mosca…en ese sentido, no ha sido una revista original como lo dice García Michel. A principios de los ochenta, había aparecido una revista llamada Acústica, muy similar tanto en formato como en contenido y en el sentido del humor, sin embargo, terminó por desaparecer.

Ahora, en estos siete números de la tercera época de la revista comandada por Hugo García Michel, vemos que ya no tiene la frescura de aquellos años. Si bien las críticas son interesantes y fundamentadas como antes, la revista ya no tiene ese humor que tanto la caracterizo en un inicio.

Habría que buscar nuevas plumas con ese humor ácido, vale madres y visceral. Por ejemplo, la sección Cuatro por cuatro. El periódico que dicen lo que otros chayotean de la antigua Mosca… era realmente formidable. Con un estilo que ironizaba a periódicos amarillistas, armaban notas que lo mataba a uno de risa, describiendo momentos del rock mexicano e inglés: Barata y descontón. Riña callejera entre Los Botellos y Tony Mendez.

La Mosca en 2013, tercera época

La Mosca en 2013, tercera época

 

Más allá de si fueran ciertas o no las notas, el humor era lo que sostenía la lectura. Otros títulos eran: ¡Horror! ¡La encontró en la cama con el guitarrista de su banda!; INSÓLITO: Roquero experto en literatura mexicana; ¡Y hasta se clavo el anillo… de compromiso! ¡A Axl Rose le pegaba su novia!; Tragedia artística. Quería ser cantante y acabó en el tambo.

Esperemos que La Mosca recupere su sentido del humor como en los primeros años y no se convierta en una revista para jóvenes contemporáneos, que al madurar creen que todo hay que tomarlo con seriedad. Feliz aniversario y más humor de ese que salpica y en sucia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: