Las Izquierdas: tres años de punk & pole

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 11 de mayo de 2015. El tercer aniversario de Las Izquierdas se prolongó casi hasta el amanecer con baile de tubo, punk chafarama, rock and roll filoso con un sin fin de valedores que se dieron cita este sábado en el Centro de Salud a altas horas de la noche. Una fiesta que no sólo quedó en el buen viaje del cuerpo desnudo, sino en una propuesta que busca el encuentro con la diversidad de género teniendo a la música como enlace.

La noche comenzó con la rutina de Mery Buda, quien con su pole dance y su blanco, esbelto y desnudo cuerpo erotizó el inicio del tercer aniversario de Las Izquierdas. Mery Buda bailó con música de rock que procura sea de buen nivel. Las valedoras y valedores gritan, festejan y la admiran, no sólo por su cuerpo juvenil que gira, sino por la fuerza y piruetas que ejecuta en el tubo.

“Un aplauso a Mery que se la rifó bien cabrón” nos dicen Las Najavas que llegan muy filosas y peligrosas para tomar el escenario. Todos aplauden. “Ya te quedaste solo/no hay nadie más aquí/y en tus adentros rotos, baby/sólo hay sombra de lo que fuí/¡Vete de aquí!… Las Navajas son una explosión.

Jenny, la bajista, baja al templete del tubo y sólo baila por unos instantes mientras toca. Un chico se apodera de él y coquetea. Otro, muy queer arma el slam con su largo vestido negro. Las Navajas han dejado el ambiente calientito.

Algunas chicas no dejan de curiosear el templete del tubo. Dan vueltas, posan, sonríen de alegría y a veces de nervios como si les diera un poco de pena estar ahí. La fiesta continúa con otra bailarina. Pequeña, con un corsé rosa mexicano, botas entalladas negras que le cubren hasta media pierna donde comienza su liguero negro. Su danza es el preámbulo para el siguiente bailarín que se apropia de pequeño espacio que existe entre el público y el escenario.

“No lo trates no/no me trates de engañar/se que tú tienes a otra/y a mí me quieres para ah” grita el valedor Belanfonte Sensacional al iniciar su entrada. “Convocatoria para el destroy/…/muertos en la televisión,/… /muertos en su corazón/habemos muchos muertos en este concierto/”… y el valedor convoca gritando, mientras el bombo enardece más el ambiente con su rítmica alocada.

Todos aplauden. “¡No tenemos miedo! ¡Somos un putero! ¡No tenemos miedo!”… Y comienza el punk del valedor. Gritos, armónica. El bajista esta poseído. “Esto está muy caliente” dice la banda Belafonte Sensacional mientras sudan y se desnudan más. “Queremos que se despojen de sus prendas más intimas” piden, aunque sólo hizo caso el trompetista que bailó en el tubo con una alegría que contagiaba.

Belanfote Sensacional en vivo es increíblemente intenso, punk, divertido y crítico en muchos instantes, quien como forma de honrar a sus anfitriones se pone un calzón con el nombre de Las Izquierdas.

Una tercera bailarina de pole dance hace su baile. Ella muestra más fuerza que erotismo. Aún así, es interesante verla apropiarse del tubo y realizar acrobacias con la fuerza de sus piernas y sus brazos. Mery Buda le hace pareja y se enlazan juntas sin tocar el piso.

Chicomoñó, dj de la noche, nos receta esa cumbia que dice “Amigo sabes acabo de conocer/una mujer que aún es una niña/¿sabes? Tiene los 17 aún, es jovencita y ya es mi novia”. Unos bailan y otros van por más cerveza. La fiesta está en su clímax.

“¿Cómo se sienten hoy tus pezones?” pregunta Gabo Salvaje trompetista de Las Izquierdas. “Los pezones se sienten bien” contesta El Pazón Anónimo, guitarrista mientras se abre la gabardina para mostrar los adornos que los cubren.

“Esta canción se llama ‘Jefa’ porque ya es el día de la madres” dice Panzón Anónimo y comienzan su alocada música punk chafarama: “Soy mujer, soy celosa”… Pasa la rola ‘Abuso de autoridad’. Más tarde, después echar un trago de cerveza, Panzón Anónimo comenta: “Estamos muy sorprendidos que… ¡no mames! llegó mucha gente. Estoy seguro que no todos conocen esta banda, ni siquiera tienen idea de que vamos a cumplir tres años pero está ¡poca madre! porque es nuestro aniversario y son un chingo”.

Comienza la rola “El hombre de las calles” en donde el personaje es una niña que “vale verga”, canción donde Gabo Salvaje pone a relucir su cuerpo y su baile en el tubo. Gabo sube, gira, se estira y hace acrobacia mientras sus compañeros cantan, para después bajarse, tomar su trompeta en calzoncillos y ejecutarla así, muy punk.

Su presentación termina a tres años de andar bailando, de hacer pole dance y tocar punk chafarama: eso son Las Izquierdas que este sábado festejó con una bola de valedores tan disímbolos que hace de ello algo más que interesante. Ahora sólo les queda desarmar su pequeño escenario redondo y esperar otra invitación para tocar.

La noche fue intensa. Tres bandas que demostraron que aún hay esperanza en el rock and roll, aquel que grita, ironiza y reflexiona, pero que también divierte. Heterosexuales, lesbiana, bisexuales, homosexuales y queers. Todos compartiendo el mismo espacio, la misma música y los mismos grupos.

Felicidades a Las Izquierdas por sus tres años de andar rolando por espacio pequeños y autogestivos. Muchos más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: