Leila Adu: minimalismo, electrónica e impro

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 22 de julio de 2016. La compositora Leila Adu de Nueva Zelanda ofreció esta noche de jueves, un concierto en el espacio cultural Bucareli 69 donde mostró parte de su trabajo musical de su prolífica carrera artística.

El evento estuvo dividido en cuatro partes. La primera corrió a cargo de Misha Marks, músico de Nueva Zelanda y radicado en México desde hace un buen tiempo. Un set con guitarra no convencional, intervenida con cinta magnética y tuba, una pieza totalmente improvisada que genera toda una textura sonora atonal.

Para el segundo set vendría la propia Leila Adu quien cantó varias piezas de su autoría acompañada de piano con un estilo muy minimalista, armonías disonantes y un tanto oscuras como la primera canción que abrió su presentación llamada “Ode to the Unknown Factory Worker” que dice: Hi High/(Watering ferns, making space)/Lost myself too many times, to lose my face/Open up a stitch in time, reveal God’s grace/Are we going the right way?/Trust me I’m a good map reade/I’d get lost if I didn’t read the signs…

El tercer set estaría a cargo de Misha Marks y Jerónimo Naranjo quienes ejecutaron una pieza improvisada para piano sostenido-instalación. Esta pieza es ejecutada con arcos, baquetas, manos y platillos. La peculiaridad es que efectivamente, el piano está sostenido sobre fuertes cuerdas que cada músico hace sonar de manera deliberada con arcos, manos, martillos o baquetas, obteniendo así una pieza singular e interesante. Para cerrar la noche, Leila Adu haría otro set pero con tintes más electrónicos.

Leila Adu es una compositora de Nueva Zelanda de ascendencia ghanesa que ha compuesto para la Orquesta Sinfónica de Nueva Jersey, el Cuarteto Brentano, percusión Así, Gamelan Padhang Moncar y orquesta Wellington. Tiene su base en Brooklyn y enseña música a los prisioneros en las instalaciones de Sing Sing.

Ella ha lanzado cuatro álbumes que han sido muy aclamados. ‘Time Out’ de Londres llamó a su música pop vanguardista que recuerda a Nina Simone y Tim Buckley. Leila Adu, más allá de ser cantante y compositora, se le considera parte de una generación de jóvenes músicos de grandes logros como Micachu, Joanna Newsom, y Esperanza Spalding que están erosionando los géneros entre la música popular y académica de jazz e música instrumental. Si sabes de alguna nueva presentación les recomendamos su trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: