Leticia Servín: “La fiera borrasca” en Amecameca

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Amecameca, Estado de México, 19 de mayo de 2018. Este sábado en La Estación de Amecameca, Leticia Servín ofreció una sensacional presentación de su más reciente disco: “La fiera borrasca” (2018) con toda su banda musical dejando al público con un buen sabor de boca.

La apertura musical estuvo a cargo de Lore Holly, cantante emergente de la Zona de los Volcanes que interpretó sus propias canciones (Mujer de alma ancestral, una canción al estilo folk dedicada a las mujeres que emigran a otro país; Ecos, canción electrónica y dedicada a las mujeres que han sufrido violencia; Sombras Macabras es un trip hop que habla de la esquizofrenia; Desire, canción a ritmo de blues que habla del deseo sexual; y Maira (único tema que no es de ella) es un bossa nova que habla acerca de la mujer que disfruta su cuerpo y decisiones en una noche cualquiera.

Leticia Servín abrió con dos canciones maternales sola con su guitarra “aprovechando que hay tantos niños”. Ella comentó después de éstas piezas: “Muchas gracias. Ha sido un gusto desde que sabíamos que íbamos a venir a Amecameca a cantar los poemas de Sor Juana”.

Después de esta tierna introducción, Leticia invitó a subir a todos los integrantes de su grupo de acompañamiento. Ella dijo: “Con este aplauso tan bonito, es el más cariñoso que nos había tocado, quiero invitar a Gustavo Franco, Josué Vergara, Ricardo González, La Vikyna Azul, Juan Cubas Fridman”. Y los aplausos no se dejaron esperar.

La presentación del disco “La fiera borrasca” comenzó así en voz de Servín: “ Y esto que les vamos a cantar, es un disco que contienen nueve canciones. Toda es poesía de Son Juana Inés de la Cruz, en su mayoría son sonetos. Ahí les voy contando en el camino para no enfadarlos. Y la verdad es un gusto venir Amecameca con estos músicos maravillosos que además son mis amigos, me llenan de honor”.

Después de afinar jarana y guitarra, comienzan con Verde Embeleso que después de unos cuantos compases y hermosos coros de Vickyna Azul, la banda estalla mientras Leticia cantaba: Verde embeleso de la vida humana/loca esperanza, frenesí dorado/sueño de los despiertos intrincado,/como de sueños, de tesoros vana…

Luego vendría Esta Tarde del cual comentó Servín: “El siguiente es otro soneto. La verdad se lo dediqué a Octavio Paz por la investigación que hizo sobre Sor Juana; y es un soneto que él dice que es una joya nacional. Miren ustedes qué palabras”. Luego de una lenta introducción, Leti canta: Ésta tarde mi bien, cuando te hablaba/como en tu rostro y tus acciones veía/que con palabras río no te persuadía/que el corazón me vieses deseaba…

Para la tercera pieza, Leti dijo: “Éste que sigue es un romance heptasílabo, tal cual como escribió Sor Juana, es una perfección de catorce sílabas que habla del desengaño, que no queremos ver y que también cuesta trabajo ¿verdad? Entonces el Desengaño”. Con un punteo en la guitarra muy característico de Servín, ella cantó: Ya, desengaño mío, llegasteis al extremo/que pudo vuestro ser verificar el serlo/todo lo habeís perdido, más no todo, pues creo/que aún a costa es de todo, barato el escarmiento…

Otro soneto interpretaría Leticia Servín: No puedo tenerte. Ella comentó como confesándose: “Este es un soneto que habla de la pelea. Y pues yo sí quería hablar de la pelea porque, a veces no me gusta pelear, pero a veces tiene uno que pelear. Se supone que la pelea es esa confrontación que te da porque una tiene sus derechos ¿verdad? Entonces se da cuando rompen tus derechos. Y miren lo que dice Sor Juana de eso”. Y a ritmo de algo parecido al blues, Leticia canta: Yo no puedo tenerte, ni dejarte/ni sé porqué al dejarte o al tenerte/se encuentra un no sé qué para quererte/y muchos si sé qué para olvidarte…

Aquí rompe el orden del disco Leticia Servín y se brinca hasta la canción llamada Lisonjero. De ella dijo con unos ojos bien abiertos: “Dice el diccionario que es aquella persona que te anda diciendo de piropos y así de halagos y esas adulaciones, para conseguir algo de ti o hasta tu propia voluntad”. Y a ritmo de norteña, cantó: Detente sombra de mi bien esquivo/imagen del hechizo que más quiero/bella ilusión por quien alegre muero/dulce ficción por quien penosa vivo…

Después de un entusiasmado aplauso, Leticia presentó a sus compañeros músicos. Después, Servín presentó la siguiente pieza: “Esta es una idea antigua que Sor Juan retoma: La mortal Herida. Miren que versos tan contemporáneos”. Y con un ritmo de ranchera o a tres cuartos, Leticia cantó: Con el dolor de la mortal herida/de un agravio de amor, me lamentaba/y por ser si la muerte se llegaba/procuraba que fuese más crecida…

Luego regresa al quinto track del disco: Glosa. Leti nos dijo sentenciando: “Ya estamos muy cerca del final. Faltan tres no’ más” y su público le replica “¡No!”. Y de manera pedagógica nos dijo: “Fíjense que Sor Juana escribió cinco glosas. Y la glosa se caracteriza por ser, en lugar de los cuartetos que nos aprendemos muy fácilmente, como los del Himno Nacional, la glosa es de cinco. Y esta habla del que hay que ver como ven los ciegos”. Y como si fuera un viejo romance musical como introducción, y más adelante como son jarocho, Leticia canta a coro con La Vickyna Azul: Diome para que adorte/con más atención asista/ojos con que contemplarte/y así cobre mejor vista/aunque cegué de mirarte…

La octava pieza sería Tesoros y riquezas que Leticia lo presentó de la siguiente manera: “Ésta de Tesoros… es un soneto más un pedacito de una dedicatoria de Sor Juana, un pedacito de un villancico y unos versos sobre el entendimiento”. Con La Vickyna Azul, cantó Servín: Estos versos lector mío, que a tu deleite consagro/y sólo tienen de buenos, conocer yo que son malos/porque esto fuera querer, hacer de ellos mucho caso/ ni disputártelos quiero, ni quiero recomendarlos…

Vendría la última pieza de este disco, la canción que la da título a su más reciente producción de Leticia Servín: La fiera borrasca. Y ella agradeció a su público que la escuchó atentamente: “Una vez más, gracias por venir a escuchar la poesía de Sor Juana acompañada de estos músicos que somos nosotros. ¡Muchísimas gracias!”. Y cantó: Hablar me impiden mis ojos/y es que se anticipan ellos/viendo lo que he dedecirte/o decírtelo primero/oye la elocuencia muda/que hay en mi dolor, sirviendo/los suspiros, de palabras…

La presentación en vivo del nuevo disco de Leticia Servín tiene una gran fuerza gracias al apoyo de los músicos que la acompañaron. Han sido pocas la veces que lo han presentado de esta manera. Así que cuando tengas la oportunidad, escúchala. Un gran disco en el que Leticia Servín se refresca con las palabras antiguas de Sor Juana Inés de la Cruz, pero que cobran un gran sentido en la actualidad en voz de esta magistral cantante michoacana.

Leticia Servín se hizo acompañar de JOSÚE VERGARA en la batería y responsable de la producción y dirección artística; JUAN CUBAS FRIDMAN en la guitarra eléctrica y jarana; GUSTAVO FRANCO en el bajo eléctrico; LAVICKYNAZUl en los coros; y RICARDO GONZÁLEZ en las percusiones menores. La sesión fue grandiosa con la presencia de LETICIA SERVÍN que llegó con su combo para presentar las canciones de su más reciente disco “LA FIERA BORRASCA”, un disco de excelente calidad basado en los poemas de SOR JUANA INES DE LA CRUZ.

Gracias a Mara García por las facilidades para la realización de esta reseña.

A %d blogueros les gusta esto: