Leticia Servín una vez más

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 31 de agosto de 2017. Ante un ambiente musical lleno de baladistas, en su mayoría hombres, disfrazados de “trovadores”, “de únicos y verdaderos románticos” (que si nos damos cuenta son más de mil, todos haciendo y diciendo lo mismo), siempre es un agasajo escuchar a Leticia Servín en vivo y en directo. Esta vez fue en El Hórreo acompañado de La Bohemia Subterránea después de una torrencial lluvia que hizo de la Ciudad de México una sopa citadina.

Como banda invitada estuvo el dúo de blues “Jonatan Díaz & Santiago Álvarez”, un proyecto emergente que ofrece música original con buenos matices. El dúo está integrado por Díaz en la guitarra eléctrica, letras y voz; y por Álvarez en la armónica. Un ensamble sencillo que va desarrollando su propio estilo y que en algunos pasajes musicales son verdaderamente buenos.

Leticia Servín subiría al escenario después, iluminada por el reflector central, pero sobre todo, por su magnífica voz. Su música comienza a sonar desde su guitarra electroacústica. Cuando canta, su voz es procesada por un dispositivo electrónico que la ayuda a embellecer más su voz. Eres sol iluminando/al brote de agua eres tú/eres sol iluminando…

En esta noche de lluvia, de humedad, canta rolas de su amiga Teresa Sánchez, una chica que está desinteresada por la fama; la magnifica versión de “Isis” de Santiago Teixeiro; “La Zarzamora”, una bella canción de amor relacionada con la naturaleza que, de manera muy bella, dedicó este servidor por la fotos que le he sacado en otros eventos.

Luego de pedir un vaso de mezcal y beber todo de él, Leticia al terminar la rola anterior, nos dijo: “Yo lo que quería decir es que, ha sido todo un día lluvioso, de veras que se agradece que se venido a mojar en el camino. Sí, yo los vi a todos llegar, también tenían frío cuando llegaron. Y bueno, ya con un poco de ayuda ­–señala el shot de mezcal–, quiero decir: ¡Gracias!”.

Más tarde cantaría una de sus rolas más divertidas, es la que se originó del poema de Jorge Salas, “una especie de versos malditos” que hizo que Leti soñara a un diablo convertido en perro y que de manera sorpresiva, al acercarse a ella, le habló; una letra que habla de caer en la tentación sexual y que es francamente jocosa.

En fin, fue una noche de verdad grandiosa con esa manera alegre y desenvuelta que tiene Leticia Servín, sus interpretaciones de otros autores, sus propias creaciones, y que en esta noche estrenó dos inspiradas en la obra de la joven poeta Mara Mulato. Para cerrar la noche, Leticia invitó a palomear a Jonatan Díaz y Santiago Álvarez en la rola “Ácido” quienes le dieron un toque muy especial con sólo de armónica y guitarra. Al final, subió Alexander Bernal que se aventó parte de su obra. Leticia no se puede comparar con nadie: es única y lo demuestra en cada presentación que tiene.

1 comment for “Leticia Servín una vez más

  1. Mayo duran
    5 septiembre, 2017 at 6:12 pm

    Definitivamente una presentación espectacular bañada de talento y grandes interpretaciones de la gran mujer que es Leticia Servin. Coincido, sin igual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *