Los Jijos del Máiz celebraron sus primeros cinco años

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 28 de agosto de 2015. Francisco Barrios “El Mastuerzo”, Iker Moranchel, Josué Vergara y Gustavo Franco celebraron este viernes por la noche, su quinto año de andar en el rock como Los Jijos del Máiz en El Impulso, Centro Multicultural, en la colonia Narvarte.

El “congal” ya se encontraba lleno a las diez de la noche. Seguidores, amigos y familiares ya esperaban con ansiedad la tocada de aniversario. Todos apretados en las pequeñas mesas redondas que están colocadas a lo largo del pasillo y el primer piso del lugar.

“Buenas noche a todos en este bonito congal, El Impulso”, dice El Mastuerzo. “¡Uuuh!” se oye gritar a una mujer desde atrás del lugar. Otro fan desde la primera fila, mejor dicho, desde la primer mesa, replica el grito. “Cumplimos hoy cinco años” y los aplausos y los gritos no se dejan esperar. “Gracias a los que vinieron, a las que vinieron a acompañarnos a escuchar las mismas canciones”.

El Mastuerzo nunca deja de ser irónico: “Y vamos a comenzar con una rola… pu’s que… nos hicimos a nosotros mismo con el pretexto de cierta lectura del maestro Bertolt Becht, dramaturgo de origen alemán que dijo cosas muy verdaderas, muy ciertas, como por ejemplo que hoy es el día del abuelito”. El público suelta la carcajada. Suena entonces Hafenklang.

Antes de comenzar La ventana y el umbral, segunda rola de la noche, El Mastuerzo dice: “Uno le pone fechas a la vida. Uno le pone nombres. Esta banda surgió con esta canción que sigue, que es una canción pa’ toda la banda que le duele la vida, la vida digna. La agarramos así como si fuera una especie de himno de Los Jijos del Máiz y se las compartimos. A propósito de Ayotzinapa”.

El Mastuerzo juega con el lenguaje e ironiza con él: “En Santiago de Chile nos estaba llevando la verga. Pa’ toda la gente de la onda de la equidad de género, la panocha, digamos”. Pero regresa a poner los pies sobre la tierra y dice: “Uno intenta mandar anclas hacia el pasado, a la memoria. Porque fíjense que el pasado antes era mejor pero ya no queremos que sea como antes. Queremos que sea otro, otro futuro distinto”. Y se revientan la tercera rola, ahora un cover de León Chávez Teixeiro: ‘Los zapatistas’.

Llegaría ‘Alicia, amor de mi vida’ , rola que dedican a “todos los desaparecidos políticos de México y del mundo. A todos ellos, muchachillos muy jóvenes que murieron creyendo en lo que creían”. Vendría ‘El baile’ “pa’ toda la banda que se organiza, aunque sea para ir por las chelas o hacer la fiesta”.

Los Jijos del Máiz es una agrupación con gran presencia escénica. Desde la figura central del El Mastuerzo en la composición, voz y guitarra acústica; Josué Vergara en la batería; Iker Moranchel en la guitarra y requinto; y Gustavo Franco en el bajo, nos deleitan con su arsenal musical y su pensamiento político-humorístico-zapatista que hace reír y reflexionar al mismo tiempo.

El evento termina. La gente no los quiere dejar ir. Nos dan un encore. Unos los felicitan. Otros nos quedamos a esperar a Gustavo, el bajista y seguir la fiesta un rato más. Está atento al bajo porque se lo prestaron. Otra amiga arma el after. Una más nos lleva en carro. Otros mejor se van a dormir y nos dejan a la suerte de la noche.

2 comments for “Los Jijos del Máiz celebraron sus primeros cinco años

  1. 31 agosto, 2015 at 7:52 pm

    Me encanta ‘ese Mastuerzo’ de los pocos que son gente donde quiera que esté! Gracias por la reseña. Saludos.

  2. Jorge Islas
    2 septiembre, 2015 at 1:04 am

    Un emotivo y chingon concierto de aniversario, contundente, historico, ahora a esperar lo que sigue!!!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: