Los Rollos Chilangos: buscando nuevas alternativas

Por Angélica Lanif y Mario Bec

Comenzaremos así: todo inició en el año de 2012 con el nombre de “SushiLito” dentro del bar Nisoto que aún se encuentra en la calle de Bolivar, Centro Histórico de la CDMX. Un año después, nos ubicaríamos en la calle de Vizcaínas, también en el Centro. Fue en el 2014 cuando cambiamos el nombre de “SushiLito” por “LOS ROLLOS CHILANGOS” y nos cambiamos a la calle de Mariana Rodríguez del Toro de Lazarín #26, en el mero corazón (como dicen ) de la CDMX.

Al principio, el negocio no lo habíamos visualizado como un espacio cultural. Sin embargo y por fortuna, con el paso del tiempo, el lugar se volvió punto de encuentro para artistas que viven o visitan el centro de la ciudad, principalmente músicos, cantantes, artistas plásticos y colectivos que buscaban un lugar donde presentar su hacer artístico con trato digno y solidario. Nuestro espacio siempre tuvo un ambiente relajado, alternativo y sin pretensiones ajenas a lo que nos gusta hacer.

El 12 de Octubre del 2014 fue nuestro primer evento: «El día de la NO raza» a cargo de Ras Levy que tuvo también una exposición de pintura, música y mesa de debate. A partir de entonces, empezaron a acercarse más propuestas y nosotros estábamos felices de ir aprendiendo de lo que empezaba a surgir. En octubre se montó la exposición fotográfica “Esto no es un juego” de Orlando Canseco de Música Híbrida.

Más tarde se organizaron varios eventos musicales a cargo de éste programa de entrevistas con un sin número de compositores e intérpretes. Estos eventos fueron los detonantes para programar más actividades y que más personas se interesaran en presentar su trabajo en nuestro lugar. Fue así que “Los Rollos Chilangos” dejó de ser un local más y se le empezó a considerar un espacio cultural en la zona y que fuera cada vez más visitado.

A pesar de saber, por los vecinos y por los años, que la situación de la delincuencia era compleja, tuvimos la oportunidad de ser bien acogidos por el barrio, siempre respetuoso de nuestro trabajo y muy gustosos de lo que ahí se generaba.

Nuestro objetivo por fin se definió claramente: hacer redes de difusión cultural con los artistas para nuestros vecinos, clientes y amigos, siempre buscando un convenio respetuoso y solidario con los exponentes.

Con el tiempo, se lograron realizar distintas actividades: desde participar en ofrendas del callejón hasta talleres de son jarocho, son montuno (3 años ininterrumpidos) y conciertos; hubo música en vivo los fines de semana a cargo de Memo Vargas, Fabián Franco, Memo Blues y David Martínez (Q.P.D); catas de Cerveza Artesanal por Ameca El Castillo, degustaciones de alimentos, bazares con venta y trueque, cine club de Lazarín, actividades 420 y Rodadas.

PANDEMIA
Con la llegada de la pandemia cerramos del 6 de abril al 15 de junio 2020, con los estragos que la gran mayoría del ramo padeció y que recién venía recuperándose. Volvimos gracias a la solidaridad de muchos clientes y amigos. Nuestra estrategia se enfocó en el servicio a domicilio. Sin embargo, no pudimos retomar actividades culturales hasta hace poco tiempo.

Nuestra última actividad en el “Los Rollos Chilangos” fue “La Rodada con Bazar” el 9 de mayo 2021 y desde el 11 de mayo cerramos por situaciones ajenas al proyecto. La zona se volvió algo complicada en temas de extorsión, problemáticas que no sabemos ni queremos abordar.

Los Rollos Chilangos” estamos en pausa, buscando nuevas alternativas para seguir con nuestro proyecto, seguros de la importancia de tejer redes, explorar esas otras formas de intercambio como el trueque, hacer comunidad donde sea que estemos y hagamos lo que hagamos.

A %d blogueros les gusta esto: