Los Tamborileros de Tucta, fonograma #67 del INAH

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 17 de noviembre de 2017. Este viernes se presentó el fonograma “Resonancias y vientos ancestrales. Aj jats’ jobeno tä t’säk t’sit. Los tamborileros de Tucta”, fonograma #67 de TESTIMONIO MUSICAL DE MEXICO, investigación del antropólogo Manuel Alejandro López Jiménez y producido por la Fonoteca del INAH. El fonograma documenta el repertorio musical de los tamborileros de la zona de Tuca, Tabasco.

Este fonograma contiene la investigación del antropólogo Manuel Alejandro López Jiménez, licenciado en Etnología de la ENAH, “que es el producto de una tesis de licenciatura realizada en la misma escuela. El texto de esa investigación fue adaptado para acompañar a este fonograma”, comentó Benjamín Muratalla, subdirector de la Fonoteca del INAH.

Para el investigador López Jiménez, “esta presentación no pretende ser una guía de grabación musical en campo, si no una reflexión sobre el relevante papel activo de los músicos , bailadores y danzantes en todo el proceso de grabación”. Para ello, fue importante hacer redes con la comunidad, “hacer música y compartiéndola” para “eliminar la barrera de investigador/investigado”.

Una de las herramientas que utilizó López Jiménez para esta investigación, fue realizar “un disco in situ, con temas que forman parte del repertorio estos músicos”. Una de las preocupaciones fue cómo realizar esta grabación en una de las fiestas más importantes de la región, sin entorpecer el mismo evento. López Jiménez comentó: “Una de las preocupaciones que yo tenía en mente era tener la mejor calidad posible y una locación adecuada. Seguramente esto sería imposible de hacer en una grabación in situ”.

El problema se resolvió al encontrar el lugar adecuado. Fue en la casa del cuñado de Fausto, uno de los músicos grabados. Fauasto, Rafael, Beto y Miguel fueron los músicos que colaboraron en esta grabación. La grabación era una fiesta. López recuerda: “Después de cada pieza grabada eran risas, chistes y celebración. Estábamos compartiendo una experiencia”.

Manuel Alejandro, nos explica que pasó el terminar la grabación: “Al termino de la grabación de cada pieza, que se repetía varias veces, ellos escuchaban el resultado y elegían la que les había agradado más”. Lo que hace importante este disco fue que los músicos “eligieron la totalidad de la piezas grabadas de manera que mostrara la diversidad de géneros musicales en su repertorio”.

El disco se puede conseguir en la Fonoteca del INAH en la calle de Córdoba #42, colonia Roma.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: