Música por Ayotzinapa: de músicos, roleros y bandas

* “Fuera de si somos músicos, la sociedad se tiene que involucrar”: Miguel Ángel de la Mixanteña.

* “La música es el aliento del amor”: Pajarito de Oro.

* “Es importante estar aquí, te dediques a lo que te dediques”: Guillermo Vargas.

* “El poder está enfurecido contra los jóvenes”: Guillermo Briseño.

* “Lo único que tengo es la música. Por eso estoy aquí”: Francisco Javier Romero.

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 22 de octubre de 2014. El terror no se puede combatir con más terror. Los desastres de la guerra no se pueden combatir con más guerra. Pero es posible con miles de jóvenes, de conciencia, participación y arte.

La música siempre está dispuesta a reflejar aquello que le rodea, siempre y cuando encuentre las formas para decir, denunciar o reflexionar sobre lo que acontece a nuestro alrededor. Alguna vez el grupo de rap del municipio de Ixtapaluca, ‘Pirámide Zulú’ me comentó que el arte no cambia al mundo, “pero sí sirve para decir la verdad”. Y si esa tesis es correcta, entonces podemos entender porque la música está siempre presente en marchas sociales y políticas: hay algo que decir.

Durante la marcha, escuchamos música de distintos géneros como la prehispánica con un grupo de danzantes; o canciones populares de la Sonora Santanera adaptadas por los contingentes; melodías con marcado ritmo militar que dicen “combatiente Che Guevara ¡Sí señor!; bandas de alientos como la Mixanteña de Santa Cecilia que ejecutan chilenas guerrerenses. En fin, todo un mundo musical.

Dentro de la marcha, pudimos distinguir una diversidad de jaraneros y jaraneras que se juntan a fandanguear; grupos de percusionistas enmascarados que ejecutan batucadas; por ahí, uno que otro trovador como Axel Díaz y Memo Vargas; o el contingente de estudiantes de la Escuela Nacional de Música ejecutando el Himno Nacional Mexicano con su banda de alientos.

Todos ellos artistas, músicos desconocidos que los medios no miran por lo mismo, pero que estuvieron ahí por un compromiso social: apoyar a padres y madres de familia que piden justicia y la aparición de sus hijos normalistas ocurrida el pasado 26 de septiembre en Iguala, Guerrero.

Así que aprovechamos para platicar y cuestionar durante la marcha, a cinco músicos emergentes que hemos tenido la oportunidad de conocer personalmente. Las preguntas versaron sobre la presencia del músico en este tipo de manifestaciones políticas.

MIGUEL, TROMPETISTA DE LA MIXANTEÑA DE SANTA CECILIA

Miguel Ángel fue al primero que encontramos con su banda de chilenas guerrerenses. Vestido de manera sencilla y con su trompeta en la mano, le preguntamos mientras caminábamos por la avenida Reforma, a una calle del Ángel de la Independencia:

MH RADIO: ¿Por qué es importante participar en estas manifestaciones sociales cuando ustedes son músicos?

MIGUEL ÁGEL: “¡Híjole! Desde que nosotros empezamos a tocar pensamos que la música y el contexto social no están despegados, están totalmente inmiscuidos. La música tiene su propio contexto. Y bueno, lo que nosotros tocamos es la música de allá, chilenas de la costa y montaña de Guerrero. Entonces sentimos un compromiso muy directo con lo que sucede en el estado. Lo único que hacemos es estar presentes, apoyando y manifestando nuestra indignación en esta marcha.

MH RADIO: Para mucha gente, los músicos no debería de involucrarse en estas expresiones sociales…

MUGUEL ANGÉL: Sí, desgraciadamente sucede con muchos compañeros músicos. Pero nosotros no pensamos así. Nosotros pensamos que somos personas, ciudadanos y que tenemos esa… no sé si llamarlo conciencia, pero vaya, esto rebasa… no sé ni como nombrarlo. Fuera de si somos músicos, la sociedad se tiene que involucrar y nosotros lo hacemos desde esta parte: la parte musical.

“EL PAJARITO DE ORO”, MÚSICO

Poco más adelante, igualmente sobre la avenida Reforma, nos encontramos una banda de enmascarados que tocaban sólo percusiones. Creaban un gran alboroto con su batucada y nos acercamos a “Pajarito de Oro”, músico extranjero que tocaba el güiro:

MH RADIO: ¿Por qué participar en este tipo de eventos?

PAJARITO DE ORO: Porque tenemos que estar todos unidos para hacer el mundo que queremos. Y bueno tomar las calles, ser nosotros mismos acá liberados. El tiempo es nuestro, la vida es nuestra, hay que vivir de eso, hay que hacer los cambios que queremos: que pare la violencia, que pare esta guerra encubierta.

MH RADIO: ¿Qué nos trae la música en estos eventos y en estos momentos que son totalmente terroríficos?

PAJARITO DE ORO: Darle el aliento a la vida, el aliento a la resistencia, porque la justicia tiene amor y la música también. La música es el aliento del amor. Acá todos estamos alimentándonos de amor para hacer los cambios que necesitamos en nuestras sociedades. Aquí en México que cese toda esta violencia.

GUILLERMO VARGAS, CANTAUTOR

Al entrar a la calle de 5 de mayo, el reloj marcó las 19:45 horas. Estaba delante de la cabeza de la marcha y ahí me encontré con Guillermo Vargas, cantautor de crónica urbana y son. Con su clásico saco, barba y su pequeña estatura, le pregunté mientras nos dirigíamos a la plancha del Zócalo:

MH RADIO: ¿Por qué es importante manifestarse en este tipo de marchas?

GUILLERMO VARGA: ¿Por qué? Porque es un deber social, es un deber personal. Para salir a la calle y reclamar. La gente ya que no puede esperar a que le sigan matando a más banda, o esperar a que le maten a alguien de su familia. Por eso es importante estar en este menester.

MH RADIO: ¿Cómo ha visto el desarrollo de la marcha?

GUILLERMO VARGAS: Pues creo que ahí va. Hay mucha gente, hay muchos estudiantes, familias. Yo creo que va chido. La onda es que se arme algo.

MH RADIO: Tú eres músico ¿por qué estar aquí?

GUILLERMO VARGAS: Porque estos cabrones no distinguen a músico, doctor o estudiante, lo que sea. Nos toca. Es importante estar aquí, te dediques a lo que te dediques.

GUILLERMO BRISEÑO, ROCKERO

Una vez terminado el mitin de las madres y padres de familia, subieron algunos oradores de otros gremios y colectivos a brindar apoyo a todos ellos desde el templete. Eran las 21:42 horas y el frío comenzaba a calar. Aproveché para salir de la parte frontal del escenario y recorrer un poco la plaza del Zócalo. Ahí me encontré a Guillermo Briseño, pieza fundamental del rock mexicano en los años setenta y ochenta. Hoy tiene una escuela de rock en donde enseña a jóvenes a tocar y expresar sus ideas con música. Después de que Briseño “colgó” su teléfono, le pregunté:

MH RADIO: Guillermo Briseño, desde tu punto de vista como músico ¿por qué es importante estar en esta marcha en apoyo a madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero?

GUILLERMO BRISEÑO: Pues por eso. Porque el poder está enfurecido contra los jóvenes. Desde hace mucho años, por cierto (ríe). Pero ahora es muy notorio. Ahora ya se le salieron del huacal los perros y asesinan a los chicos a sangre fría y con una brutalidad y con una saña, que muestra la rabia que el poder tiene contra sus jóvenes de este país. No solamente le parecen prescindibles, sino que le urge aniquilarlos.

“Por eso es importante porque no se van a dejar los jóvenes y todos los músicos, y todos los pintores, y todos los poetas, y todos los cineastas, y los escultores, y todo el mundo que tenga que ver con la inteligencia. Porque los científicos, los humanista, los antropólogos, los politólogos, los historiadores, los filósofos, todos van a estar con los muchachos. ¡Es lógico! Por eso caminó tanta gente. Reforma estaba repleta de un lado a otro.

“Para nosotros es tan importante como para un médico o como para un albañil, o para un trabajador de campo, o un trabajador de una fábrica. Para todos es importante. Y para los músicos dime si no.

“La sustancia de lo que hacemos, el sustento ético del trabajo es la creatividad, pero sobre todo, la autoridad moral que uno necesita tener para pararse enfrente de la gente y decirle que uno piensa y siente y comparte con la gente lo que le pasa, y de vez en cuando, se atreve a proponerle cosas.

“Por eso vinimos a buscar la sustancia, la materia de qué se trata lo que sigue para hacer las siguientes rolas, o para seguir haciendo la escuela de rock que hoy estuvo muy presente en esta marcha”.

FRANCISCO JAVIER ROMERO, SONERO URBANO

A un costado de donde entrevisté a Briseño, un grupo de cerca de diez jaraneros cantaban décimas y le rascaban sabroso a sus intrumentos. Ahí nos encontramos a Francisco Javier Romero, jaranero, sonero urbano y músico callejero que tuve la oportunidad de entrevistar en enero de 2013 para el programa de Música Híbrida. De rostro moreno, rasgos fuertes y cabello medianamente largo, lo saludé y pregunté directamente:

MH RADIO: ¿Por qué es importante como músico participar en este tipo de movilizaciones?

FRANCISCO JAVIER ROMERO: Porque la música es un espacio que habla de nuestra parte más profunda, porque habla de nuestro país, de lo que vive, de lo que ha vivido y de lo que esperaría vivir.

“El músico, a lo largo de la historia en América Latina, ha sido un vocero de las penas, alegrías, logros, derrotas, victorias y cada generación debería tener la obligación moral de estar en estos espacios y mostrar la solidaridad frente a lo que sucede.

“En este caso, la gota que derrama el vaso es un conjunto de desapariciones en todo el país que ya superan las más de 70 mil oficialmente. Algunos dicen más de 150 mil desaparecidos en el país, más allá de lo que tuvo Argentina y Chile en las dictaduras.

“Hoy nosotros tenemos más desaparecidos y con esto que ha pasado, hay un hartazgo de la mayor parte del país que no puede tolerar el hecho de que el gobierno no escuche y que su opción de diálogo sea la desaparición.

“Como músico de mi generación y de mi tiempo, mi necesidad anímica es estar con la gente, la gente que también es solidaria conmigo como músico en la calle. No puedo estar ajeno a esto, porque la gente misma me cobija. Yo tengo que devolver. Mi forma de devolver es con lo único que tengo es la música. Por eso estoy aquí”.

 

Video de la marcha:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: