Negro María, una nueva propuesta de funk

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 11 de febrero de 2016. Negro María es una nueva agrupación de cuatro chicas que emergió precisamente este jueves en el Dirty Sound, aunque en verdad, llevan entre 6 y 8 meses de estar en constante ensayo, me comentan.

Por invitación del grupo Niño Héroes, Negro María debutaron de manera “no oficial” en los terrenos de subterráneo citadino con cinco rolas que podrían definirse como funk, una onda bailable y sabrosa, con letras que hablan de amor y relaciones personales.

Negro María (“como la noche”) en un principio era un proyecto que estaba más cargado al blues, pero después fue mutando al funk y a ritmos latinos, aunque lo que prevalece más es la “onda funky, un groove funk” me comentan en esta noche un poco nerviosas.

Negro María esta integrado por Tanya Maldonado (Drama Queers, Purple Minds) en la guitarra; Zianya González, alias “Dinamita” (Los Leopardos, Kira y las Malditas, ex integrante de Vynilators y Drama Queers); Mariana Matamoros (ex Drama Queers, ex La Afrodita) en la voz; y por Vía Botello (Las Leopardas, María Antonieta) en el bajo y en su presentación vienen con toda la actitud de mostrar su trabajo.

Se suben al escenario y comienzan a conectarse a los amplis al llegar Tanya. Les pregunto que van a presentar y me dicen: “Un set muy corto: cinco rolas pero ponchadonas, buena vibra y mucha mucha sensualidad”. Efectivamente, Negro María está listo para comenzar la noche: “Buenas noches. Que bonitos se ven desde aquí. Gracias por venir a todos –dice Mariana con esos grandes ojos que brillan a mitad del escenario. Vamos a empezar esta fiesta. Nosotros somos Negro María. De verdad, muchas gracias por estar aquí. Es la primera vez que nos presentamos en vivo. Bueno, esto suena así”.

Es cuando Zianya marca la entrada desde la batería y comienza la primera rola llamada “Una más”, una rola funky con una rica base de batería; el bajo suena casi retro sesentero a cargo de Vía. Después de algunos compases, suena la melodiosa y potente voz de Mariana acompañada de la guitarra funk de Tanya. El tema dice más o menos así: Necesito verte una vez más/necesito verte un día más/necesito decir lo que me faltó/fueron tus ojos/y tu cabello/fueron la mano que se entendieron…

“¡Hey! Gracias. Muchas gracias. Lo que sigues es la primera rola que hicimos cuando decidimos hacer esta banda. El primer jam y salió una rolita que es como la más rockanrolera que tenemos para que echen el baile con nosotros”, presenta Mariana. La rola se llama “La Ciudad” y efectivamente es una rola mucho más rítmica que se sostiene con el efectivo ritmo del bajo y batería con pequeños riffs de Tanya y algunos acordes funkeros, mientras Mariana canta: Quién te dijo/que tenías que mentirle al corazón/para querer salir/esto ya no es así./Quien te dijo/que tenías que llevarme a tu casa/y prometerme lunas blancas/esto ya no es así/¡Ay! ¡Por favor!…

Luego vendría “Miocardio” una especie de balada dedicada “a todas esas personas inestables”. Más tarde Mariana comenta: “De verdad muchas, muchas gracias amigos por estar aquí. Todos, todos son gente que de verdad cercana a nosotros y nos quiere y esto pues es súper chido para nosotros. Saber que está el apoyo y que contamos con ustedes”. Negro María se avienta “Bésame” con un ritmo mucho más funk latino, una rola de más deseo carnal que nada: Ven y bésame, sólo bésame y dime que te quedarás/ven y bésame para olvidar quien soy/para olvidar el cuerpo del universo/…

Para finalizar, Negro María dice: “Muchas gracias. Ya nos vamos con la siguiente canción”, mientras todos les dicen que no. “Fue sólo un poquitito del proyecto. El proyecto es nuevo. Gracias a los Niños Héroes y Los Tres Calaveras. Gracias al Dirty que nos abrió las puertas”. Mariana está contenta al igual que las demás integrantes. Mariana agrega: “Y cerramos con la rola más prendida. A ver si es cierto que nos quieren y nos apoyan. Gracias a Dios, gracias al Papa que hizo posible este evento. Él patrocinó”, ironiza. Por ahí le gritan “¡culero!”. Después Marian presenta a toda la banda y anuncia lo que será la última rola de nombre “Vente conmigo”, “para que se vengan con nosotros como quieran venirse”. Y cierran con un funk rico y bailable que en ciertos momentos recuerdan la onda disco.

Negro María deja un buen sabor de boca con su sonido funk, bailable y sabroso, con toques de música disco y lleno de sensualidad. Mariana muestra un buen registro de voz potente y bien colocado; Zianya como siempre marcando el ritmo con precisión; Tanya se mueve y sonríe siempre disfrutando de sus ritmos entrecortados de sus acordes en su guitarra y sus solos; Vía despliega una sensación de groovie sesentero con sus bajeos que erotizan la presentación. Un buen empiezo para este grupo de chicas que incursionan en el subterráneo con sus grandes talento musicales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: