Noche de Chikas y rock’n’roll & punk & garage

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 13 de abril de 2015. Si Xipe fue el dios deshollado, esta vez su piel cambió a la de mujer: el Xipe se convirtió en mujer y además, al punk, al rock y al garage. Seis bandas que mostraron una fuerte energía en el escenario, donde la fuerza de la mujeres, se dejó ver y sentir. Con algunos problemas en el audio en casi todas la bandas, sobre todo la voz, el ritual en el Xipe comenzó.

Las Bloody Benders con menos recursos performativos, siguen con un buen nivel. Angie la baterista, la cosideramos como una de las mejores en estos géneros: fuerte, precisa, con una entrega que se extiende a toda la banda. Taty, la vocalista, se apropia del pequeño espacio que hay entre el escenario y el público.

Las Fokin Bitches desde Irapuato, Guanajuato, llegaron también a impregnar de punk el Xipe con su nueva baterista y guitarrista. Ellas llegaron con sus rostros pintados de calavera y con canciones como ‘Zombies’, ‘Ciclista’, ‘Alicia’, ‘Puerkos’, ‘Sangre’, ‘Maléfica’ y otras más. Fernanda tiene fuerza. En el tema de ‘Alicia’, tema que habla de los asesinatos de mujeres, al final de la canción, se dejan caer como si ellas lo fueran, una manera de ser solidarias con sus propias congéneres.

Los Desenchufados, en realidad, no lo están. Una banda de punk rock garage conecta muy bien cada vez que se les escucha. Con una indumentaria muy punk, el cuarteto proyecta una energía bastante fuerte y que contagia. Su bajista es impresionante y se luce con poses de rockstar mientras no deja de tocar su bajo. Pebels, la baterista, con su cabello rojo es otra de las bateristas que tiene un gran sonido y una gran energía. Sus bits son exactos y las rolas del grupo lucen. Tanto el tecladista como los guitarristas, bailan, saltan y entregan un buen set.

No cabe duda que Coapa Bitch le encanta alburear, jugar con el machismo, reírse de ellos mismos. Con ‘Mariguanero’, una de sus mejores canciones, este cuarteto de inadaptados sexuales, calienta más la noche. Sir Karate, baterista con un buen punch, en otra de las canciones, tira la batería y lleva uno de las tambores hacia público. Roxy no puede tomar el control y todo parece un caos: Rich por un lado, Sir Karate al frente y Edmos el bajista, echando desmadre con la banda de a lado. Energía pura de este cuarteto de punk pornográfico.

La noche seguía y el ritual continuaba. Le tocaba el turno a Las Navajas, cuarteto de rock and roll filoso, desparpajado y garagero. Ahí estaban, una vez más en el escenario. Su sonido es indudablemente mucho mejor. Siguen los problemas de audio, es casi inperceptible las voz de Dementia, pero eso no es problema de ellas, que toca sus riff respectivos al igual que Jenny Bombo, que también canta. Las Navajas tienen un toque de sensualidad que se contrapone a su sonido áspero y agresivo, y eso las hace aún más atractivas. Sobre salen temas ‘Vete de aquí’, ‘Bipolar’ y ‘Exit’.

La noche ritual en el Xipe continuaría y terminaría con Pániko Satániko, banda colombiana con un buen punk y conformado por Klaus en la guitarra y voz, por Román en la batería y coros, y por Ilich en el bajo y coros. Pániko Satániko nos receta cerca de 50 minutos de punk y garage. Una gran experiencia con esta agrupación que tiene una gran presencia en el escenario, una fuerza que contagia y buenas rolas punketas que hacen mover cualquier parte del cuerpo. “¡Qué chimba tener esta banda de puras chicas aca roquiando! ¡Qué bacano! Las chicas en el rock and roll haciendo desmadre” dice agradecida Klaus a todas la chicas que participaron en este evento.

 

A %d blogueros les gusta esto: