«Ondula»: Andrea Díaz Martínez*

ONDULA
Ondula,
Ondula.

A su paso se postran
todos los hombres que te han deseado
y los que quieren intentarlo.

Los que han fantaseado con ella
y los que apenas
se atreven a levantar
la mirada para que les castigue.

Los que sollozan por su insignificancia
y los que has derribado de su altanería.

Los que solicitan su desprecio
y los que desearían lamer
con sus bocas
sus zapatos. 

Los que ven en ella el icono sagrado
que les confirma en su impotencia
y los que ansían que les maltrate con su aversión.

Los que adoran esa posesión única
de la humildad con la que ella camina
y los que se sienten humillados por su desdén.

Los que se disuelven en sus esqueletos
y los que darían todo el oro que poseen
con tal de que fuera ella su estatua viviente.

Los que besan las huellas que deja al pasar
y los que olfatean los olores que despide.

Los que se enervan desde su íntima abyección
y los que capitulan en el dolor
de la desposesión a que los somete.

Los que se fidelizan inútilmente con su imagen
y los que jamás llegarán a poseer mujer alguna.

Los que habitan las tinieblas
de la malograda inteligencia
y los que se desvanecen
en el hedor de sus cobardías.

Los que alardean de sus devaneos
y los que proclaman el reino rastrero
de la sumisión perpetua.

Los que flotan en sus insuficiencias
y los que se ahogan en sus pedanterías.

Ellos solicitan esa pena máxima,
la de no ser reclamados jamás por Casandra.

Disfrutan en su insatisfacción.

Si les llevara a un bosque de encinas
y les ordenara que se ahorcaran,
sin duda le obedecerían.

Porque ellos,
en su extrema condición de miseria
desean la orden decisiva que les purifique.

* Andrea Díaz Martínez (1991, Ciudad de México) es poeta, narradora y gestora cultural. Feminista y bruja ocasional. Amante de los gatos, los libros, las palabras y el té. Estudió la licenciatura en Estudios y Gestión de la Cultura en la Universidad del Claustro, y el diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores SOGEM. Este texto es inédito.

A %d blogueros les gusta esto: