Oscar Chávez: no todo es “Por ti”

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 1 de mayo 2020. Si algo le molestaba mucho al recién finado Oscar Chávez, es que cuando presentaba nuevos discos, el público que lo iba a escuchar en vivo, le pidiera la canción de «Por ti». Y siempre prometía que si daba tiempo, lo haría al final del recital.

Este 30 de abril, recibimos una muy mala noticia para la cultura mexicana: Oscar Chávez fallecía este día a causa del COVID-19 en un hospital de la Ciudad de México, en el que un día antes fue internado de gravedad.

Pese a esta triste noticia, sabemos que la herencia musical que nos dejó Oscar Chávez fue de amor, de esperanza de cambio, de conciencia política y de crítica social, en un trabajo que nos mostró la riqueza musical popular de nuestro país, tomando y recreando géneros que las nuevas generaciones ya no toman en cuenta.

Desde mi punto de vista, lo mejor de Oscar Chávez fue todo aquello que dejó registrado de 1965 a 1975, cuando aún pertenecía al catálogo de Polydor antes de pasar a Pentagrama de Modesto López en los 80.

Intentaré reseñar su disco “La Generala” un disco que lo llevó a la fama para la cultura mexicana, ya que crecí con su música desde que nací y que mi madre, que tenía la misma edad que Oscar, escuchaba asiduamente en el hogar y que me permitió ver el mundo como un ente injusto para la clase trabajadora, marginada de los más mínimos derechos como comida, techo y vivienda.

Pero antes, Oscar Chávez ya había lanzado tres discos de investigación de la lírica mexicana del siglo XIX y de los primeros años del XX, una recopilación de temas que hablan del campo, de la mujer indígena, de las zonas rurales que en esos años desaparecían ante la modernización de la ciudad: “Herencia Lírica Mexicana Vol. 1, 2 y 3” que nos dejan oír un México que ya no está o va desapareciendo en los años 60.

Canciones como “Román Castillo” es un clásico del primer disco, que en la primera edición comenta: “héroe de quien se dice fue criado del Virrey Revillagigedo, aunque su existencia real no haya podido comprobarse. Verdadero Quijote mexicano, Román Castillo es fiel imagen de una etapa del México colonial” (Irene y Arturo Warman, 1965).

Otro tema clásico de su repertorio del segundo disco es la canción “Llorona” (una versión alterna a la “La llorona” oaxaqueña) que se dio a conocer por vez primera en este segundo volumen de “Herencia Lírica Mexicana Vol. 2” y que hoy continúa sin éxito. Es una chilena con “texto fino y suave melodía”.

Del tercer volumen de “Herencia Lírica Mexicana Vol. 3”, de hermosa portada verde y morada con cartas de la lotería, se desprende el tema de “Lázaro Patricio” del siglo XVII, un son veracruzano; o el divertido corrido “El Charro Ponciano”, una canción de coplas picaresca.

Sin embargo, uno de los discos que muestra a un Chávez maduro, no sólo como intérprete, sino como un verdadero compositor, es el de “La generala” mejor conocido como “Por ti”, tema que se convirtió verdaderamente en un éxito y que a lo largo de su vida y presentaciones en vivo, su público le pediría siempre, aunque él siempre se resistía a cantarla para mostrar nuevos temas.

El disco de “La general” contiene 10 grandes temas, todos de la autoría del “Caifán Mayor”, donde Chávez muestra su creatividad y su absorción de géneros tan diversos de España, América del Sur y de México.

“Nunca jamás”* es una hermosa canción de desamor oscura, al estilo de milonga argentina. “La bailarina española” es un pasillo con poesía de José Martí, con hermosos melismas vocales flamencos que dejan escuchar una voz timbrada y sorprendente.

“Ay, Señor San Juan”* es un alabado, muy al estilo conchero, pero más allá de ser un clásico alabado religioso, es una letanía dolorosa y suplicante que pide a San Juan y La Virgen alejar al pueblo del mal. Una crítica dura a la creencia cristiana.

“Quiero queriendo” es un bambuco, género colombiano de mucha energía a guitarras acústicas. Una canción de desamor desesperada por no tener al amor de su vida. “Por la sangre”* es una ranchera oscura sobre la muerte de su compañera de vida, de tintes nostálgicos y tristes.

En el disco de vinil, el lado B comienza con uno de sus mayores éxitos “El infierno es amor”, mejor conocida como “Por ti”, una canción de celos, dependencia sentimental y desesperación a ritmo de clave. Una verdadera clavadez.

“Mundo triste” es un hermoso joropo con arreglos de piano, oscura, triste y de tintes existenciales. Una canción que adapta el poema del poeta mexicano Manuel M. Flores: Un alma que esta sola/Que no tiene/Ni una pálida luz entre su sombra,/Que a nadie espera,/Que a ninguna nombra;/Que no tiene infeliz por quien llorar

“Los hombres no se mueren” es otro gran alabado de Oscar Chávez, un sombrío canto que describe las consecuencias de la guerra y la miseria del mundo. “Tu te irás” es una canción al estilo guajira, una canción que habla sobre la separación sentimental y sin reproches.

El disco termina con un divertido bambuco llamado “A vestir santos”, canción de deseo por una mujer que no se decide amar, y que se quedará a vestir santos si no ama a quien la interpela.

“La generala” es un disco de una extraordinaria producción que hizo que Oscar Chávez pasara a otro nivel artístico que ahora todos le aplaudimos. Este disco también estuvo a cargo de los siguientes músicos: requinto de Luis Humberto Álvarez; en las guitarras Roberto Lozano Ramírez y Alfredo Correa; en el bajo Carlos Zavala; en el piano Enrique Orozco. Como ingeniero de grabación estuvo Víctor Nava. Y en los arreglos y dirección Bejamín Chamín Correa, quién logró un sonido perfecto, equilibrado y atrayente a su música de autor.

También les recomiendo sus producciones que a principios de los años 2000, editó en disco compacto UNIVERSAL MUSIC MÉXICO, tales como: “America Latina”, “Latinoamerica Canta”, la hermosa recopilación en vivo en dos disco “Concierto en Bellas Artes”, el divertido y excelente disco “Mariguana” y todos sus discos de parodias políticas y el entrañable disco “Cuentos de Navidad”, basado en dramatizaciones de dos cuentos de Emilio Carballido.

No cabe duda que Oscar Chávez será una gran influencia para el pensamiento de izquierda en los albores de los sesentas, el pensamiento de lucha contra la represión del 68 y su burla al príismo de los 70 y 80. Busquen sus disco. Seguro en estos momentos, Oscar Chávez ya está con su «Mariguana» cantando «La Ixhuateca» junto a «La Llorona». Buen viaje querido amigo.

A %d blogueros les gusta esto: