Pedro Sandoval no necesita saber qué piensas de él

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 27 de febrero de 2016. Pedro Sandoval es originario de la ciudad de Toluca, estado de México. Tiene aproximadamente 22 años de estar dentro de la escena musical y con un par de discos en mano. Y además, participa en un proyecto de música con instrumentos reciclados dirigido principalmente a niños: Los Botes Cantan.

Sin embargo, en esta noche, Pedro Sandoval presenta una larga lista de rolas a un público minoritario que lo fue a escuchar en el UTA de la avenida Insurgentes después de una escala por el Tianguis Cultural del Chopo al medio día y al caerla acá, Pedro lleva toda la sencillez en su persona, en sus rolas y en su guitarra. Y es que desea perder el tiempo con nosotros por un momento en el pequeño foro acogedor que lo recibe.

Un blues llena las penumbras del lugar: No necesito saber/que es lo que esperas de mi/ni siquiera/te tomes la molestia/…/recordaré tu nombre/por si algún día vuelvo a encallar/en tu playa… y como fantasmas, la gran mayoría entona esta canción acompañado de una caguama. Por ahí, un seguidor le dice “¡salud! ¡salud! ¡salud!”, “¡Salucita! –contesta Pedro. Gracias por asistir”.

Para escuchar a Pedro hay una atención casi religiosa, un silencio casi total que se rompe cuando corean algunas de sus rolas. “Los guitarrazos no crean que es porque estoy wey”, dice bromeando y agrega: “Como está medio oscuro, no veo los puntitos de la lira”.

Luego se lanza con tres rolas inspiradas en tres amigos: “Patricia”, una rola que habla sobre el huracán que azotó las playas nayaritas; la segunda habla sobre un amigo fallecido: La neta es que no quiero/escribirte una canción/¡ni ganas tengo!/pero un trato es un trato/y yo no tengo corazón/cumplirle a un muerto; y una tercera más que habla sobre la amistad de valedores: Es tiempo de agarrar camino/te estabas tardando camarada,/ahí nos vemos/de ajodido/llévate el calor de esta camada/de rufianes…

Pedro Sandoval es un músico que va del blues a “la trova” pasando por el rock. Sus guitarrazos le dan mucha energía a sus rolas y varias de sus canciones llevan temas citadinos, aunque el amor, el desamor y el recuerdo de la amada se hacen presente. Una buena noche con este compositor urbano que sigue presentando su discografía que siempre va en dirección de la resistencia, la independencia y la honestidad.

A %d blogueros les gusta esto: