Poncho Maya clausura “Entre juglares, bardos y locos”

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 29 de enero de 2016, Ciudad de México. El compositor y cantante Poncho Maya, cerró la exposición “Entre juglares, bardos y locos” del artista plástico Jorge Islas en la Mezcalería Cultural Binnizá con un ambiente cálido y como ya es costumbre, de palomazos con algunos jóvenes compositores al finalizar la noche.

Haydn Hernández comenzó la noche con sus rolas sucias y su inconfundible sátira sobre la canción de amor, burla ácida a las letras facilonas y cursis que rolan por ahí sin un atisbo de originalidad. En compañía de Temok Saucedo en el serrucho, Haydn dio rienda suelta a sus canciones como la llamada “Canción comercial”: Me gustan las frituras/e intentar cantar rock./Tengo ganas de tocarte las dulcigomas/…/darte Cranki muy seguido hasta reventar…

Sin embargo, Haydn también tiene su corazoncito y le dedica una rola a su “compañera de vida” arrancando “uuuuuuuuu” y un eternecedor “aaaaaaaah” muy sentido por todos. Justo en medio del Binnizá, se sienta casi frente a ella con su viejo cuaderno en sus rodillas y canta ante la incredulidad de todos: Tengo ganas –“No. De veras. Es en serio”– que me dejes tu sonrisa/para decorar rincones de mi habitación/tengo ganas de buscar en las palabras/de endosarte el corazón…

Luego vendría, según Haydn, una rola de Tom Waits que dice: No voy a misa los domingos/ni me hinco para ir a rezar/no memorizo nunca la biblia/tengo un modo especial. Yo sé que Jesús él me ama/y cada día un poco más/cuando entro en cualquier dulcería/de rodillas empiezo a implorar…

El humor continuaría con el anti-bolero “Amor enfermo”: Pensé que el amor se expresaba/pedradones y te tiren/de cabeza a un precipicio/pa’ aclarar mis intensiones./Creí que la ternura era ácido/y traté de sumergirte por completo/para que fueras tierna hasta los huesos./Quise ser tus rodillas para estar/siempre en medio de tus piernas/o que al menos fuera los pelos de mis axilas/para tenerte siempre siempre/entre mis brazos…

“Un aplauso para Haydn –comentó Poncho Maya al subir al escenario– el único rolero punk que conozco. Lo conocí hace como trece años allí en El Tendedero, un barecillo que tenía El Mastuerzo allá en Coyoacán. Siempre nos llamó mucho la atención sus rolas porque es bien atrevido, bien intrépido y bien ocurrente. La neta que chido”. Hay un poco de problemas con el audio y Gustavo Franco, bajista del grupo “Luz y Fuerza” lo auxilia un poco.

“Chido. Buenas noches a todos –dice Maya. Aquí estamos en el Binnizá. Vamos a cantar un rato, a ver que les parecen la rolas después de oír el punk” y comienza un candente y lento blues de la guitarra: Yo sólo quiero caminar un poco/por el camino serio/por el camino donde nunca nadie/vuelvo a caminar,/sólo yo, sólo yo./Yo sólo quiero caminar un poco/caminar por tu piel/caminar con las manos/por la boca, por la lengua y con mi piel sin…

“Muchas gracias. Bienvenidos. ¡Qué chido que llegaron! Sí se acordaron”, enfatiza Maya, “estamos aquí festejando esta clausura ya de Jorge Islas y sus pinturas”. En ese momento se anuncia la rifa de un molde en yeso cerámico para fundir bronce. “Qué chido coincidir nuevamente aquí en el Binnizá. Yo soy Poncho Maya y de pronto me invitan a ponerme romántico por acá” y comienza con la segunda rola de la noche: El mundo estaba girando,/tú estabas mirando hacia dentro de tí./Distante de todo cuando,/yo estaba rondando muy cerca de tí./Y te portaste tajante;/distante de todo, distante de tí./Por eso no viste el sueño,/que con tanto empeño yo te prometí… Una rola que Haydn cantaba muy prendido frente a Poncho.

“Les voy a compartir ahora una canción que hice, porque pu’s yo desde muy chavo –dice Maya ironizando– así como que quería que mis rolas sonarán. Entonces una vez fui a una editora que son las que se encargan de colocar así las canciones en voces de gente más famosa.

“Y me dijeron que estaban buenas las rolas pero que necesitaba hacer varios ajustes. Para empezar que no pasaran de veinte palabras pero que el coro sí se repitiera más de veinte veces. Que además de todo que les llevara cosas como más sonadas, así como que se parecieran a la radio y que fueran cumbias y rancheras con coros interminables y entonces sí ya que me acercara.

“Entonces me fui a mi casa muy decepcionado y escuché la radio y tenía razón el tipo. Había muchas canciones que decían lo mismo: que todos para un lado, que todos para el otro, que todos para abajo, que todos para arriba, que un poquito más suave, que un poquito más duro. Yo la verdad, sinceramente, no entendía tanta filosofía. Me costaba trabajo toda esa información.

“Después llegó una canción que decía ‘que dale más gasolina y más gasolina’. Con el calentamiento global, la contaminación y lo cara que está la gasolina como que no entendía. Después llegó otra que decía que ‘lo que pasó pasó pasó’ y así sse la paso toda la canción, entonces hice mi propia versión que se llama el sonsonete, que dice así” y comienza justo un rico son que dice: Que se te mete/que se te mete/ese sonsonete/no dice na’/…/Voy por la calle y escucho un radio/y en una ruta está sonando/esa tonadita tan sencillita/la favorita de esta semana/miro a la gente que lleva dentro/y casi todos la están cantando/la ruta avanza con paso lento/yo me pregunto que está pasando…

Poncho Maya invita a Eduardo Rodríguez, un cantautor zurdo que se avienta unas cinco rolas suyas. Luego vendría de nuevo Maya acompañado por Temok en el serrucho, para luego dejar pasar nuevamente a Haydn y más tarde al Pato Martínez que también le cayó a la clausura.

La noche se extendió con más palomazos con Xochitl de Las Brujas que se cantó unos sones; se armaron un par de covers de Real de Catorce, Rodrigo González y del Tri, algunos en voz del mismísimo Pocho Maya. Una noche de clausura que terminó en una verdadera fiesta como ya es clásico en la Mezcalería Cultural Binnizá.

2 comments for “Poncho Maya clausura “Entre juglares, bardos y locos”

  1. 2 febrero, 2016 at 10:06 am

    Tengo una queja en esta reseña, y es que Orlando se avento sus rolas y uno que otro cover de José Cruz del Real 🙂

    Muy buena noche, abrazos a Música Híbrida.

  2. 2 febrero, 2016 at 5:00 pm

    Porqué me pierdo de los finales? 🙁 eso me pasa por trabajar, gracias por la reseña! es como si estuviera allí aun después de emprender la huida, abrazos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: