Pucha Potens: una noche feminista en el Alicia

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 12 de noviembre de 2015. “Pucha Potens” es el nuevo libro que planea editar Diana “La Pornoterrorista” bajo su propio sello editorial: Papayita Ediciones, ya que su anterior editorial no puede por “problemas económicos”. El evento se llevó acabo en el Multiforo Cultural Alicia.

La noche se convirtió en feminista no sólo por el apoyo solidario que recibió Diana al comprarle su libro de “Pornoterrorismo” y por la mayoría de chicas que fueron a disfrutar del evento, si no por las cuatro propuestas musicales que se presentaron en esta noche.

La primera de ellas fue acargo de la alemana y artista plástica Ismael Otok y su serrucho melódico, que realizó una performance experimental que consistió en mostrar palabras escritas en hojas blancas, improvisar sonidos con su serrucho, procesarlos con un delay y cortar una jaka, fruto de origen asiático al que se le adjudican propiedades afrodisíacas y que se prestaba al juego de doble sentido al rebanarla con su instrumento melódico y regalarla a las presentes que la comieron con agrado y mucha satisfacción.

Vendría la presentación solista de Mery Buda que llamó “La extraña experiencia de Mery Buda” ganándose la simpatía de todes las presentes con su guitarra zurda y su bombo. Mery Buda tiene mucha gracia. No puede ocultar su nerviosismo. Sus rolas las ha ensayado como cuatro veces y se detiene: “¡Ah! ¡qué difícil!” comenta al tratar de coordinar guitarra, bombo y canto. Y todes la apoyan, le aplauden, le gritan, le festejan. Canciones como “Reclamo rude”, una honesta canción que dice: Recolectando abrazos de penas/va Mery por toda la ciudad/se ha quedado sin banda y sin nombre/pero no se considera en soledad… Me parece que su material sigue manteniendo ese punk directo a la cabeza.

Luego vendría Ali Gua Gua. La presenta Diana “La Pornoterrorista”: “Pues en esta noche tan emocionante con tanta amigas, tantas mujeres amadas de mi vida, aquí tenemos a Ali que entre otras cosas fue a quien se le ocurrió la idea de ‘No te agüites. Monta tu propia editorial’ y dije ‘¡Ah!’. También me sugirió que hiciera este evento en el Alicia”.

Ali Gua Gua se monta en el escenario y se avienta cerca de media hora con su material ‘Forever Alone’”, grabación del año pasado. Electrónica y cumbia, rap y resistencia, música sin género, improvisando en la lírica con sus largas mechas de cabello. Ali estaba fuera de control.

El evento de apoyo al libro de Diana, terminaría con la presentación de La Bruja de Texcoco que con un gran vestido azul brillante, un corazón del sagrado corazón sobre su pecho, tocado de flores rojas sobre su cabeza, un rostro maquillado y barbudo, realizó una interesante improvisación con arpa preparada sobre un video que habla acerca del desarrollo del fisiculturismo en el hombre.

El acto me parece más que interesante, pues mientras el “documental” habla en que forma y cómo la belleza del cuerpo del hombre ha tenido importancia en la cultural moderna, la imagen se disloca por dos elementos presentes: la actitud queer de La Bruja de Texcoco y el arpa como instrumento femenino en diversas representaciones y que estaba adjudicada al sexo femenino, lo que nos de cómo resultado, un cuestionamiento a la heteronormatividad actual, lo que es un aporte.

Diana “La Pornoterrorista” logró un evento interesante porque logró conjuntar a cuatro proyectos solistas que comúnmente siempre están acompañados de sus grupos musicales, haciendo que estos se muestren en su faceta creativa que es o era difícil de imaginar. Mucha suerte para ese nuevo libro que fue la causa de este evento que cerró con un gran palomazo entre todas ellas.

A %d blogueros les gusta esto: