Rafael Catana & Rivadeneyra en acústico

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 4 de noviembre de 2016. Esta noche fue especial. Pocas veces vemos reunirse a verdaderos amigos de la música y reencontrarse, entregarse como los primeros días en que se conocieron Rafael Catana y los hermanos Rivadeneyra y quienes nos ofrecieron una noche mágica en la Mezcalería Cultural Binniza.

“Buenas noches –nos dice Rafael Catana­ con su mirada tranquila. Muchas gracias por estar aquí. Se los agradecemos de todo corazón. Son muy amables”. Catana, sentado, describe el ambiente de este concierto: “Esto es íntimo porque es un evento ‘especialísimo’. Nosotros hemos tocado por más de quince años juntos, en diferentes épocas de nuestras vidas con nuestro trabajo artístico. Y yo he sido bendecido por haber tocado con estos dos ‘señorones’”, refiriéndose a sus compañeros músicos que lo acompañan esta vez.

Rememorando, Catana nos dice: “Conocí a David cuando él tenía 21 años. Hace pocos años. 21 + 15. Hagan sus cuentas. Es un niño. Pero esto es un concierto con el corazón, porque después de mucho tiempo, nos encontramos en el velorio muy triste de José Luis Domínguez  y pensando en la historia musical de la Ciudad de México. Y el suceso tiene que ver con el cariño. Y el cariño incluye a dos personas que están aquí que son… Beto dice que es muy mamón decirle que es el ingeniero Roberto Hernández; y la diva Magdalena Flores”. Y Catana subraya: “Este es el espectáculo que hacíamos y que seguiremos haciendo mientras ‘La Forja’ nos lo permita” y ríe un poco.

El concierto es un largo set acústico con rolas de Rafael Catana. La instrumentación estuvo conformada por un cajón peruano y platillo ejecutado por David Chávez Rivadeneyra; por una guitarra flamenca tocada por Daniel Rivadeneyra; y en la guitarra rítmica y voz, el propio Rafael Catana.

Si bien la música y rolas de Catana se les ha denominado ‘rupestres’ por el estilo y contexto musical en el que aparecen en los años ochenta, hoy las piezas obtienen otro color, cuando se matizan con hermosos pasajes guitarrísticos de Daniel, dando un toque flamenco que con maestría, adorna cada espacio musical que va dejando la voz de Catana entre letras y melodías que canta; mientras que David marca el ritmo con mucha sutileza y remata en los puntos álgidos, con el pequeño platillo que tiene cerca de él.

Canciones como “Franki y Juanita en Laredo”, “Mujer en la sombra”, “El Bato”, “Dices”, “Niña de ámbar”, “Ese”, “Pueblo de patinetas”, entre muchas otras, sonaron y cantó el público por cerca de dos horas. Por último, Rafael Catana comentó: “Esperamos la hayan pasado bien. Nos vemos la otra semana en el Alicia. Se los voy a gradecer que vayan. Además va a ser un súper espectáculo y no se va a volver a repetir como éste”.

Y efectivamente, fue una noche íntima e irrepetible con este proyecto de Rafael Catana & Rivadeneyra que a todos nos dejó complacidos. Les debemos los videos, ya que es mejor asistir que verlos por las redes sociales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: