¡Resiste corazón!: música, solidaridad y resistencia

ORLANDO CANSECO/JAZMÍN BUCIO. Para MH RADIO. 9 de septiembre de 2015. Franco Narro, Rivothriller (Zaria Abreu y Franco Narro), La Lengua, Nick Angiuly, Ampersan y así como el poeta Javier Raya, se dieron cita en un bar de la colonia Roma para recaudar fondos para el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, en un esfuerzo por ayudar a las familias de los casos de Ayotzinapa, Ostula, Tlatlaya y otros más.

Eran las ocho de la noche cuando el pequeño restaurante bar se encontraba lleno de rostros solidarios, porque esto no fue un mero encuentro entre músicos y seguidores, entre nuevas y viejas amistades para platicarnos de cómo nos ha ido en la vida. No. Fue un acto político en donde la música y la poesía fueron el mero pretexto para solidarizarnos con los otros que son nuestros.

“La idea de este toquín –dice Zaria Abreu, poeta– es juntar una lana para el Centro Agustín Pro que está trabajando en varios de los casos que afectan a este país y a nuestros corazones”. Pero el alma también necesita de otras donaciones: “La otra idea –vuelve a decir Abrue– es juntarnos a pensar y querernos un poquito alrededor de este país”.

Algo nos falta parece decir Abrue: “No hemos tenido tiempo de duelear” y hemos estado “en un dolor profundo tras otro, de un muerto cuando viene el siguiente muerto”. Y para ello Dora explica La carta de duelo del México que se ha muerto, dinámica que tiene por objeto “sacar un poco el dolor y la rabia de todas estas situaciones que ahora nos atañe a todos”. Con lápiz en mano, escribimos en una pequeña hoja de papel, una carta con nuestro sentir sobre este país y si es posible, compartirlo con alguien más.

Como en los pueblos, la música de todos los proyectos que se reunieron para esta causa, viene a sanar heridas: Franco Narro con sus canciones y pedales que lo meten en la modernidad; la poesía erótica, irónica y cruda de Rivothrillers; la ironía de La Lengua; la poesía de Javier Raya; el folk tijuanense de Nick Angiuly y la fusión musical de Ampersan.

Al final, a la vista de todos, se hace el recuento de lo recaudado y se anota en una hoja tamaño carta con letras mayúsculas: “TOTAL RECAUDADO: $ 2,432ºº ¡RESISTE CORAZÓN!”. La hoja queda pegada en el espejo del lugar. Para el próximo lunes se realizará el depósito y se promete subir a las redes sociales, la foto de la ficha bancaria.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: