Resuenan los 43 en la 2ª Fiesta de las Culturas Indígenas del D. F.

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 28 de agosto de 2015. Tanto la banda de alientos La Mixanteña de Santa Cecilia y Mardonio Carballo junto al rockero Guillermo Briseño, dedicaron este viernes su concierto a los 43 estudiantes desaparecidos en Atyozinapa, Guerrero en el marco de la II Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originales de la Ciudad de México.

Con indumentaria típica guerrerense, La Mixanteña de Santa Cecilia presentó su música con “un estilo un poco diferente” ya que su música proviene de la región “costa-montaña” aunque el estilo sigue siendo “chilena”, región habitada por “gente de la palabra del agua”, “la gente lluvia” y “los hombres del ombligo del árbol”, donde su música se sigue conservando.

La Mixanteña de Santa Cecilia quiso ofrecer este ‘toquin’ a los 43 estudiantes de Ayotzinapa: “En esta ocasión, después de que han pasado más de once meses, queremos de gran corazón, con mucho cariño brindar este sencillo homenaje a nuestros compañeros 43 de Ayotzinapa. Han pasado once meses y no tenemos respuesta. Donde quiera que se encuentren, nos van a escuchar y así como se los llevaron, así los queremos. Con mucho cariño para ellos”.

La tarde estaba llena de sol. Varias parejas se levantan a bailar estas chilenas de estilo diferente. La Mixanteña de Santa Cecilia presenta a dos bailarines: al maestro Goyo y a la Morena directa desde la costa quienes bailarán una cumbia “porque allá también se dan”, comenta la banda. La Mixanteña de Santa Cecilia se despide pero la gente los hace regresar con un tema más. Al final logran gritar: “¡Porque vivos se los llevaron! ¡Vivos los queremos!”.

ENSAMBLE NUEVE DE ESPADAS

Un nuevo proyecto de poesía y son jarocho emerge con el nombre de Nueve de Espadas, integrado por Edson Lechuga y la jaranera Lucía Escobar, donde el canto al estilo jarocho y la poética se hacen uno. Su intervención es corta. Lucía canta con tremenda voz mientras se acompaña con su jarana. Lechuga recita al termino del canto de ella: Vengo de un aletazo del monte/de un accidente en la zurda de la cordillera/chita de zopilote tirado en llamas…

GUILLERMO BRISEÑO y MARDONIO CARBALLO

Por su parte, el músico rockero Guillermo Briseño y el poeta Mardonio Carballo presentron su espectáculo Palabras, vías, gritos y trenes, una mezcla de música poco heterodoxa, casi experimental a cargo de Briseño, poesía de él mismo y de Mardonio Carballo.

Briseño recita: Palabra hay de mármol, de yeso, de piedra, de aerosol/caligrafía de tinta invisible o boca cerrada/palabra de horror al rojo vivo/palabra de vidrio roto y de piel cortada/de testigo falso y discurso güero… Briseño toma su piano eléctrico y canta una especie de corrido: La garganta de México está seca/hay alguien que no quiere a sus muchachos…

Después entraría Carballo y muy serio, dice: “Queremos dedicar este concierto a los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural Saúl Isidro Burgos en Ayotzinapa, Guerrero un 26 de septiembre, hace casi un año”. Y agrega: “Queremos dedicar a los cinco asesinados de la Narvarte. Exigimos que se esclarezca ese asesinato. Que se sigan todas las líneas de investigación, incluyendo la que apuntaba al activismo y al ejercicio periodístico. Queremos dedicar este concierto a los desaparecidos de México, a su familiares, a sus amigos, a sus hermanos. Queremos dedicar este concierto Palabras, vías, gritos y trenes a los migrantes”.

Poesía en español, en náhuatl, música casi experimental, disonante, simbolismos indígenas y con un hermoso trabajo de visuales que evocaban a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos a cargo de Juan Pablo Avendaño. Una puesta en escena que resulta interesante a pesar de la mala sonorización del equipo de audio. Finalmente, Carballo dice entre los aplausos de la gente: “Está más bonito que esté lleno de gente que de coches esta lugar”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: