Rock emergente en la Pensador Mexicano

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 15 de agosto de 2015. Cinco bandas mexicanas emergentes se dieron cita este sábado en Rolas Bar Café, en la colonia Pensador Mexicano, muy cerca del aeropuerto de la Ciudad de México ofreciendo una noche de frenético post-rock y rock and roll garagero, todo esto organizador por Livet. Música Independiente & Cultura.

I Can Fly se encargó de abrir la noche con su sonido oscuro y rítmico. Lo mejor fue cuando terminaron su presentación con una nueva rola cantada en español, lo que agradecemos, no porque no entendamos el idioma inglés, sino por reconocer sus raíces y aventarse a experimentar con él.

Monolites continúo la noche con su música intensa, con bastante delay, con sus repentinos cambios de ritmos, sus letras en su mayoría en inglés y con harta actitud. Su baterista derrocha energía por todos lados y parece que su instrumento en cualquier momento se desarmará.

Más tarde vendría una banda que recupera el sonido crudo y áspero del rock and roll: Outlaw Rebel Cash, trío que proviene de la colonia Vergel de Guadalupe, del municipio de Nezahualcoyotl. El trío tiene mucha energía pero con cierta reserva al tratarlos. Las edades oscilan entre los 21, 23 y 29 años aproximadamente. Está integrado por Lisa en la batería, Omar en la voz y bajo, y Diego en la guitarra y voz.

Lisa, su baterista, lleva poco tocando, pero ese sonido le da un toque casi primitivo, salvaje y auténtico, sin mayores pretensiones. Outlaw Rebel Cash tiene un sonido garage, grasoso y salvaje. Buenos bajeos, buenos riff y una base rítmica casi salvaje. Es una lástima que canten en inglés pero es muy recomendable.

Luego vendría el trío Discorder, una banda de rock con buena ejecución pero con un sonido más limpio. Buen cotorreo con ellos y su música tiene buenos momentos para bailar y pasársela bien. Todos son buenos ejecutantes y estan bien ensamblados.

Por último, vendría la banda Ver Llover, un grupo de corte instrumental que para algunos recuerda a Porter. Sin embargo, su sonido es mucho más pesado, con mucho delay y cambios rítmicos. Su estilo está más emparentado al post-punk y muy cercano a grupos mergentes como Monolites, Jean Loup o Chawa, aunque Ver Llover se le nota su experiencia en los escenarios y su sonido es mucho más áspero.

Una noche joven como todos estos chicos y estos proyectos emergentes que en su mayoría vienen del Estado de México. Escena donde los delays abundan, las guitarras gritan y donde los ritmos cambian. Por lo pronto, nos quedamos con el sonido menos procesado de Outlaw Rebel Cash que fue la revelación de esta noche.

A %d blogueros les gusta esto: