Scandalove: posada hip hop

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Cuidad de México, 22 de diciembre de 2017. Una exitosa noche de hip hop fue la presentación de las dos producciones de Scandalove llamadas “La Maravilla” y “Turquesa” en el pequeño restaurante Los Rollos Chilangos en el Centro Histórico de la CdMx.

Desde el inicio, ya se sentía la buena vibra de los jóvenes hiphoperos que le cayeron al lugar, en donde muchos de ellos, participaron en el “concurso de shows”, todos y cada uno de ellos, mostró sus habilidades de improvisación y letras, sin caer en quien es mejor humillando al otro de manera peyorativa. Todo lo contrario.

Para las seis y media de la tarde, el lugar estaba abarrotado, así que Scandalove tuvo que sacar el sonido a la calle en donde existen unas jardineras que sirvieron de gradas a los cerca de 30 concursantes e invitados especiales. Sheicks LH fue quien dirigió el programa y comentó: “Pandilla ¿qué pedo? Jálense para aca ¡wey! Se sienten bien acá. ¡No mamen! Se supone que somos familia ¿no? ¡Somos hip hop! ¿Qué pedo? ¿Por qué están hasta allá? Jálense ¡Wey! ¡No mamen! ¡’Tamos conviviendo wey!”.

Cada concursante tenía que cantar tres temas que llevaban en su memoria usb. Todos tenían buen trabajo, buena dicción, letras interesantes en que hablaban de la situación social y política de nuestra realidad social. Por ahí aparecieron dos que cantaron en mazahua y mazateco.

Los invitados especiales fueron El Lobo Estepario que dio un primer respiro con su música pop, azotada e incómoda. Tuvo una buena respuesta entre estos raperos que corearon algunos estribillos de sus canciones. Lo mejor fue cuando en invitó a alguno de ellos rapear en su canción “La noche del cuervo” que improvisaron de manera formidable.

La segunda invitada especial fue La China Escobar, que tiene un proyecto de música reggae donde canta sus propias rolas. “Hola, hola. Buenas noches. Yo soy la China Escobar y vengo representando a las mujeres en esta escena de rap. Espero les guste un poco de reggae music”, nos dice. La China Escobar es pequeña, morena y con gran voz. Sus letras buscan la esperanza de cambiar “a la jungla de concreto” y también obtuvo buena respuesta.

Después de pasar otros concursantes, llegaría Scandalove, la estelar de la noche que entusiasmada, nos dijo contenta: “Buenas noche. ¿Qué tal? ¡A huevo! Les agradezco mucho estar aquí. Me siento bien chido porque pensé que ni iba a venir banda y aquí están todos ustedes. Ja já”.

Y para comenzar, Scandalove habló de su música: “Mi música para la tierra, para la conciencia”. Y al estar el sonido listo, dijo: “Me echo una capella y luego ya. Venga. A ver ¿con que empezamos? Esta es una nueva, espero que les guste mucho”, y canta: Hoy tengo miedo de comerme mis dedos/saco la fuerza y hago lo que puedo/pasan los días mi cabeza en el ruedo/qué es este juego/realidad virtual, disyuntiva entre mi bello recuerdo/espíritu y cuerpo de acuerdo/sin aceptarse esto yo no lo recuerdo/se me resbalan los malos momentos/todos los momentos/y todas las vidas, todos los tiempos…

Así inició Scandalove la presentación de sus dos discos más recientes, con algunos problemas de audio que se desconectaba o hacía feedback. Hizo palomazo con Sheicks

LH que también tiene una buena rima y letras consistentes y críticas al sistema social. En otra capella, La China Escobar la acompañó en los tambores, momento que se convirtió en casi mágico.

Scandalove dividió su set en dos partes: la primera con pistas y la segunda con guitarra acústica. La presentación tuvo una buena respuesta que llenó el lugar y mostró una escena que aún continúa en el subterráneo a pesar de la calidad de raperos que ya no pelean entre ellos mismos, si no que se encuentran, identifican y hablan de sus problemas que la vida cotidiana y el sistema imperante les ocasionan, porque como canta Scandalove: Queremos un poco de paz en este rumbo/soy un joven caminante normal de varios rumbos/nos dicen que esto pasará que habrá un progreso/y yo sólo veo a mi país correr de regreso…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: