Semilla está “Invadiendo la ciudad”

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 25 de enero de 2015. El grupo Semilla presentó ayer su más reciente disco de son urbano llamado “Invadiendo la ciudad” (2014) junto al grupo de música tradicional mexicana La Bruja y sus conjuros en el nuevo foro El Cerrojo, “espacio de arte y cultura” en pleno centro de la ciudad de México.

“Qué tal. Buenas noches. ¿Cómo están? ¿Cómo esta la banda? ¿Se la están pasando chido? ¡Qué bueno! Pues esta noche es importante para nosotros: es nuestra primer tocada del año. Estamos empezando el año llenos de amigos y sobre todo, con un nuevo disco que se llama Invadiendo la ciudad” – dicen a manera de agradecimiento Alí Medrano ante la cincuentena de persona que nos congregamos ahí.

Semilla, dió rienda suelta a sus propias versiones sobre sones como ‘Guanábana’, ‘La Morena’, ‘La Bruja’, ‘El Butaquito’ y con ‘La Bamba’, la noche se prendió, aunque la banda tuvo que suplicar para que algunas parejas se pararan a bailar y regalar a la mejor, un disco. A partir de aquí, la fiesta inundó el lugar y hasta “retas de pareja” hubo pa’ salir al quite entre el apretujado cuarto del foro que con sus impávidos tabiques rojos, lucía hermoso.

Más adelante, Natalia Cobos, cantante del grupo mexicano César y sus esclavos, quienes ejecutan ballenato y cumbia colombiana, se echa su palomazo con el son ‘Aguanieve’, al igual que Jair Benavides, saxofonista. Ambos también participaron en el disco con la misma pieza.

El sonido de Semilla es son urbano, no tradicional, pues si bien están influidos por éste, sus cotidianos viajes en transporte público, hacen de su música otra manera de reinventarlo, y la peculiar introducción de la flauta transversa en sus interpretaciones, les da en ciertos instantes, un tinte a jazz.

La Bruja y sus conjuros abrió la noche: “Hoy es una noche muy especial. Nuestros queridos carnales del alma van a presentar su disco. El de nosotros próximamente ya estará por ahí. Se están quemando un poco las copias, ja ja já”. Y antes de iniciar la sesión musical, Joel recomienda: “Vamos a comenzar con unas canciones para que se pongan a llorar, otros para que se pongan a bailar, y otros para que se puedan ir al baño porque seguro las chelas les van a hacer efecto”.

La Bruja y sus conjuros se arrancan con ‘Sirena’, una composición original de su integrante Sigfrido Ozelopan. La pieza está hecha al más puro son jarocho y armonizada con jaranas y arpa, para mezclarla con la pieza ‘La Bruja’. De ahí, con sus conjuros hechos, nos recetan cerca de 50 minutos de música tradicional y arrabal ranchero para, finalmente, dar cabida a la presentación del segundo disco de Semilla.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: