Son netos: poemas a rupestres

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. Ciudad de México, 6 de diciembre de 2017. Este miércoles en el Mutiforo Alicia, el profesor y escritor Fernando Romero, presentó nuevamente su libro SONETOS PARA LEVANTAR EL VUELO, en donde tuvo como invitados de honor a ROBERTO GONZÁLEZ, CARLOS ARELLANO, RAFAEL MENDOZA, FAUSTO ARRELLÍN y al grupo RÉMORAS.

Entre una serie de agradecimientos, Fernando Romero presentó una vez más su poemario “Sonetos para levantar el vuelo” en el Multiforo Alicia. Muy contento, Fernando comentó: “Vamos a seguir obsequeando este libro de «Rupestre» con una pregunta muy simple: ¿Quién es el más viejo de los rupestres a parte de Rodrígo González?”. Y desde atrás se oye “¡Fausto Arrellín cabrón!”. “¡S’a huevo!” dice entre carcajadas y aplausos Fernando. “Desde acá se oyó la risa de Fausto” y vuelve a reír el autor.

Fernando presenta a Fausto Arrellín con su soneto y éste, al subir al escenario, revira: “No soy el más viejo pero sí el más chaparrito”, frase que provoca carcajadas en todo el foro. Y agrega: “Lo que pasa es que lo que contó acá el maestro poeta, es cierto”. Al terminar su segunda rola, Fausto comentó: “Tengo una pequeña observación. No me quiero agandallar, por eso les quiero preguntar algo. Lo que pasa es que todos mis compañeros anteriores, na’más tocaron tres rolas y yo quiero tocar cuatro. ¿Abrá algún pedo?” y el público le contesta “¡No!”. Y él justifica: “Lo que pasa es que es una pieza antigüita y luego vienen dos piezas nuevas, pero una de ellas tiene que ver con la antigüita. Para los que no me conozcan, si no toco la antigüita no van a entender de que chingaos está tomado. Entonces se me hace así como una especie de coitos interruptus. No me gusta hacer esas cosas, dejarlas así como andando, como que es de mala educación”.

“Sí, somos chairos y qué chingaos”, afirma Fernando y ríe. Y agrega el público: “¡Qué agreción!”, “Y guarros”. Y Fernando dice: “Somos lo que queramos ser, pero nada más por hoy, tengo inmunidad”. Y es que en estos días, Fernando cumplió años. De manera repentina, muchos de sus amigos comienzan a cantarle las mañanita mientras se acerca a la mesa del fondo para partir elpastel de chocolate que la han regalado.

Y para cerrar la presentación, el grupo Rémoras vino a cantar y a recitar algunos sonetos por encargo. Su sesión se dividió en dos partes: la primera con cover de canciones de autores como Rodrigo Gonzalez, Fito Paez o Jaime López; la segunda con rolas propias del trío Rémoras, entre ellas, “La injuria del caído”, inspirada en el poema de Selene Rico y musicalizado por Jair Marvera. También contó desde el inicio con Carlos Arellano, Roberto González y Rafael Mendoza, a quienes homenajea en este libro con un soneto. Como punto final, Fernando subió a cantautores emergentes que andaban por ahí.

 

 

« »

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: