Tloke-Nahuake: el progresivo prehispánico

ORLANDO CANSECO. Para MH RADIO. 24 de mayo de 2015. ¿Qué dijera el dador de vida? ¿Qué reacción habría tenido al escuchar una especie de rock progresivo con tintes heavymetaleros con instrumentos que él mismo creó para hacer reverencia a los cuatro puntos cardinales del universo? Y si fuera sociólogo se preguntaría: ¿Es la tradición o la posmodernidad la que va ganando terreno? Hoy los antropólogos sociales lo llamarían etno rock. Pero ¿cómo lo hubiera llamado “el dueño del cerca y del junto”?

No hubo mejor lugar que el llamado Faro Indios Verdes. Más ad hoc, ni pensarlo. La agrupación Tloke Nahuke llegó inevitablemente retardado. Desde Xochimilco, seguro fue una odisea llegar hasta el último extremo de la ciudad de México. De sur a norte. De la vida a la muerte. Pero ahí estaban: listos para ofrecer su ritual.

Tres grandes y hermosos huehuetls labrados coronaban el escenario. Un teponaztli de dimensiones colosales reposaba frente a ellos. Todos de madera. Ocarinas, flautas, ayauhchicahuaztli o sonajas, jícara, caracol, silbatos de ruido blanco y un hermoso caparazón de tortuga fueron parte de la dotación instrumental. A más de batería, bajo, guitarra eléctrica y una lap top que dejó sonar una base rítmica electrónica con texturas tipo new age.

El tema rítmico termina. Ahora es retomado en los tres grandes huehuetls que retumaban en todo el lugar. Tloke Nahuake ha iniciado el rito. Una flauta suena como único instrumento melódico sobre toda la base rítmica donde ya la batería se ha unido a la celebración. El bajo en slap comienza a sonar. La guitarra no. Hay problemas. Pero eso le da un toque más primitivo.

Ahora el caracol resuena expandiendo su eco. Una vez más la flauta. El cantor dice: “Para que caigan las fronteras/la discriminación/la desigualdad/…/elevo mis cantos/para que desaparezcan”… Es el tema ‘Maleficio’ dedica “a todas esas esferas de poder que sigue monopolizando esta forma de vida, y estas estructuras que siguen creyendo que ellos son quienes deben tomar nuestras decisiones”- comenta Euclides, cantor del grupo y concluye: “y vamos a lanzar un ‘maleficio’ para que esas esferas de poder desde el espíritu puedan caer y vuelvan a florecer como semillas”.

Las raíces nos rescatan a nosotros como seres con valores” – dice el cantor de Tloke-Nahuake. Además se han inspirado “en graniceros, en nahuales, en brujos, en curanderos y médicos tradicionales” para realizar temas y maldecir a quienes detentan el poder. La guitarra está lista y todo vuelve a comenzar, como un nuevo sol para una nueva era y la banda está lista otra vez.

Tloke-Nahuake es una interesante propuesta musical que no sólo lleva al rock progresivo, al heavy metal y a la música prehispánica a un nivel de fusión, sino a un estadio de reconocimiento de raíces míticas, políticas y sociales que le dan un plus a su proyecto, mezclado con la palabra en español y nahua que cuestiona y reflexiona instrospectivamente (“el viaje tornasol del colibrí/trasmutado en canto/transmutado en sueños”…).

Tloke-Nahuke es originario de la delegación Xochimilco y se originó en el mítico año del 2000. Con dos ep’s en su haber, Tloke Nahuake es una banda autogestiva que se ha presentado en distintos foros culturales. En esta ocasión estuvieron compartieron escenario con el grupo de metal Sinabrio, un trío con buenas rolas con letras un tanto críticas al sistema social que vivimos, y por el proyecto solista de Carlos quien ejecuta piezas instrumentales con su guitarra eléctrica.

Tloke-Nahuke está integrado por Euclides en la voz e instrumentos étnicos; Miktlán en el bajo eléctrico y percusiones étnicas; Carlos en los instrumentos étnicos y la guitarra acústica; Gerardo en la batería, didgeridoo y percusiones étnicas; y por Fabián en la guitarra eléctrica e instrumentos étnicos.

Sí. Seguramente el “dueño del cerca y del junto” debe estar danzando con esta música que no está peleada con la tecnología e inspirándose para crear mundos nuevos y mejores.

 

 

1 comment for “Tloke-Nahuake: el progresivo prehispánico

  1. Euclides Barrera
    27 mayo, 2015 at 12:43 pm

    En primer lugar, queremos agradecer con el corazón en la mano esta publicación que aparte de ser un tanto crítica es reflexiva para nosotros los integrantes de Tloke-Nahuake mucho nos hemos preguntado que estamos haciendo y para que sin contar cuanto tiempo lo hemos hecho y lo haremos, y no tenemos repuestas lo que tenemos son instrumentos y ellos hablan por nosotros, es una necesidad creo como tener sed, y por el momento pretendemos generar más sonidos pues hay como estrellas ideas que llueven en nuestro interior y deseamos que cobren vida y sentido en la misma , les mandamos un fraternal abrazo y estamos en contacto, quedando a sus órdenes para cualquier asunto. Tlazokamati wilmia (muchas gracias)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: